Profesional del Social Media, vendedores de humo… a debate en #iRedes

iredes

La primera mesa redonda de la mañana en iRedes ha reunido a consultores en redes sociales y  abordado el problema de la búsqueda de rentabilidad, la monitorización y, sobre todo, la existencia de vendedores de humo en el sector…

En lo que parecen estar todos de acuerdos es en que las empresas están muy decepcionadas por las malas experiencias que hayan podido tener al invertir en proyectos de Social Media que quizá no los estaban realizando los profesionales más adecuados.

“Siempre que algo tiene tirón hay gente que aprovecha para vivir de la ola”, comenzaba diciendo reconoce Marcos Marrodán, de Comunicación y Marca de BBVA.

De hecho a veces hay clientes que se cierran en banda cuando vas a hablarles de Social Media porque han tenido una mala experiencia. “Pero poco a poco se va separando el grano de la paja y se van conociendo quiénes son los vendedores de humo”, reconocía Elvira Aldaz, de la Agencia 101. “Hay mucho cliente que por desconocimiento contrata a personas que no sabe realmente gestionar perfiles en redes sociales, que creen que pueden hacerlo porque tienen un perfil en Facebook”, destacaba.

“No hay vendedores de humo, sino desconocimiento por parte de los clientes sobre qué comprar en Social Media”, apuntaba en el mismo sentido Roberto Carreras, socio de Novaemusik y de El Plan B.

Desde la parte profesional lo que habría que hacer es ayudarles. “Una aplicación para Facebook que se vende a 5.000 euros, es imposible de rentabilizar”, Francesc Pumarola, consultor de estrategia digital para empresas. “Lo que hay es muchas empresas desencantadas”, señalaba.

Hay mucha gente que prefiere comprar humo. “Cuando como agencia les aconsejas que no necesita una página en Facebook, a veces el cliente sólo lo quiere porque el director general la quiere”, reconocía Aldaz.

Acerca de la medición

Según Carreras, es posible, pero consiguiendo cifras brutales. “24 millones de reproducciones de vídeos en Internet dan dinero”, reconocía, “pero no hemos ganado dinero vendiendo discos”, apuntaba. Roberto habló de su experiencia para El Plan B. “Hay que lanzarse a Internet y sobre todo con ideas innovadoras”, destacaba.

Por su parte, Marcos Marrodán señaló que ellos en BBVA utilizan Internet como una especie de laboratorio, y lo que hacen es monitorizar. “Los bancos estamos en el disparadero con unos cuantos temas que afectan al bolsillo de la gente y monitorizar tu negocio en Internet también puede ser rentable. En nuestro caso, ganamos en reputación”. Es decir, la rentabilidad no sólo ha de medirse en dinero…

Medir la reputación también te genera, apuntaba Pumarola. “Monitorizando lo que la gente habla de ti consigues mucho valor”.

El problema es cuando se aplican métricas para justificar. No se puede valorar cuánto cuesta un fan o un follower. “Lo malo es que el cliente quiere saber cifras, datos, para medir fácilmente su inversión”, destacaba Carreras. Pero ciertamente, es imposible cuantificar a groso modo.

El debate viró hacia la honestidad y hacia la definición del profesional de Social Media. ¿Quién lo es?. “En BBVA no hay un responsable de redes sociales, hay gente que trabaja con las redes sociales”, apuntó Marrodán.

“No se puede ser experto en Social Media, porque todo es Social Media”, aseguraba Roberto Carreras. “Es un error buscar perfiles concretos para Social Media”, decía.

En eso estoy de acuerdo, en realidad, cualquier profesional puede utilizar las redes sociales en su beneficio y en el de su compañía. Lo que necesita quizá es gente –consultores- que le diga cómo hacerlo y cómo usarlas de la mejor forma para sacarles el mayor partido.

Sobre el autor

Manuel Moreno es periodista y fundador de TreceBits. Ha trabajado para El Mundo y en la actualidad es redactor jefe de Kelisto. Colabora con diversos medios e imparte clases sobre redes sociales y periodismo 2.0. Seguir en Twitter

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *