El 15% de las cuentas de Twitter son robots

bots

Twitter es un auténtico altavoz para las denuncias sociales, el apoyo colectivo y la opinión pública. Pero en la plataforma de microblogging algunos usuarios buscan incrementar su popularidad o alcanzar notoriedad también fuera de la red social. Muchos de ellos se apoyan en el uso de los bots: cuentas automatizadas que hacen campaña por un usuario en concreto, hacen retuit siempre a las mismas horas del día y con la misma frecuencia.

Los bots ayudan a crear tendencias y debates por Twitter, favoreciendo una idea u opinión

La presencia de cuentas falsas en Twitter es continua desde hace años, pero ahora un estudio de la Universidad de Indiana (Estados Unidos) ha calculado el porcentaje de robots que pueblan la red social. El 15% de los usuarios de Twitter son cuentas de robots. De sus 319 millones de usuarios, hay 48 millones de cuentas de robots.

Esto es algo que le sonará a los usuarios; sin motivo aparente, alguien nuevo nos sigue, y al ir a mirar su perfil, no tiene fotografía ni biografía, el nombre de usuario se compone de muchos números y sus tuits son siempre el mismo enlace. Tampoco son extraños los anuncios de venta de seguidores, que no dejan de ser paquetes de robots dispuestos a elevar la popularidad de quien los compre. ¿Sirven de algo? No.

El informe de la Universidad de Indiana divide a la población robótica de Twitter en varios grupos: los que se dedican a hacer spam de cuentas de usuarios reales, los que contabilizan como seguidores pero no interactúan, los que postean enlaces de aplicaciones externas a la red social…

La sofisticación de este tipo de cuentas es tal que los propios investigadores, a pesar de haberse basado en rangos como la interacción con otros usuarios o el tono y contenido de los tuits, han tenido dificultades para discernir las cuentas reales de las que son automatizadas. Aunque funcionan con algoritmos, lo cierto es que esta herramienta para la publicidad cada vez imita mejor el comportamiento humano.

En nuestro país, con motivo de las elecciones del 20 de diciembre de 2015 y el posterior clima de inestabilidad política, Twitter sirvió de termómetro social para los partidos.

Según denunció la página Botsdetwitter detrás de algunas cuentas que buscaban favorecer el voto al PSOE y a encumbrar la figura de Susana Díaz estaba la misma persona.

También destaparon una red de tres personas que operaba distintas cuentas en Twitter con el ánimo de apoyar a la Casa Real, al diario La Razón y al Partido Popular. Prácticamente ningún partido político se salva de ser sospechoso de utilizar este tipo de redes para arengar a sus candidatos en Twitter.

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales desde marzo de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte el mejor servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí. CERRAR