Compartir la cuenta de Netflix para pagar menos: hasta el 21% de los usuarios lo hace

Netflix

Dependiendo del tipo de suscripción que se contrate en Netflix, el usuario podrá ver los contenidos en streaming a través de varios dispositivos incluso de manera simultánea.

Esto está llevando a muchos usuarios a compartir las credenciales con otras personas y pagar entre todos la subscripción mensual al servicio. Es habitual que grupos de amigos lo hagan compartiendo la cuota y quienes no encuentran personas interesadas recurren a foros de Internet para buscar usuarios a los que también les interese.

Spotify se enfrenta a un problema similar: muchos usuarios contratan un plan familiar para pagarlo entre grupos de amigos

Según una encuesta realizada por Reuters, el 21% de los usuarios de entre 18 y 24 años de servicios como Netflix, HBO, Hulu… en todo el mundo comparte sus contraseñas con alguien más para ahorrar en la cuota mensual. El porcentaje se reduce al 12% entre los usuarios de más edad, pero sigue siendo significativo.

La compañía Quartz ha realizado una estimación teniendo en cuenta que el 54% de los norteamericanos asegura ser usuario de Netflix y el precio que cuesta el servicio. Su investigación ha determinado que la compañía estaría perdiendo hasta 400 millones de dólares sólo en Estados Unidos por este hecho que no está controlando.

Según la estimación, el año que viene esa cantidad que Netflix pierde podría crecer un 31% y en 2019 alcanzar los 519 millones de dólares en pérdidas. Se trata de una cifra muy elevada como para que la compañía no tome cartas en el asunto.

El hecho de que los usuarios compartan las contraseñas y recurran a ciertos “trucos” para abaratar los costes de los servicios online no sólo afecta a compañías de contenidos audiovisuales como Netflix o HBO.

Por ejemplo, Spotify se enfrenta a un problema similar. Además, muchos usuarios recurren a la contratación de una cuenta “familiar”, que permite aglutinar en una misma factura más económica hasta seis perfiles de usuario siempre y cuando vivan bajo el mismo domicilio.

Algunos usuarios lo que hacen es consignar la misma dirección que la de la persona que adquirió el plan familiar, y como Spotify no lo controla, acaban compartiendo el precio del plan, algo que sale más económico que contratar una cuenta individual.

Spotify, consciente de que esta práctica es habitual y le está haciendo perder dinero, ha anunciado algunas medidas para combatir esta realidad en los próximos meses.

 

Manuel Moreno

Periodista y fundador de TreceBits. Consultor y profesor de redes sociales y periodismo 2.0, colabora con varios medios de comunicación. Autor de: "El Gran Libro del Community Manager", “Cómo triunfar en las redes sociales” y "Yo también la lie parda en Internet".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte el mejor servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies