Cómo alargar la vida de la batería de tu móvil

batería

Desde que los teléfonos no sirven solo para llamar, la duración de las baterías se ha resentido enormemente. Lejos quedan los tiempos en los que los móviles se cargaban cada semana o cada cinco días en los casos de los usuarios más activos.

Ahora las cámaras, la conexión a Internet, el uso continuado de aplicaciones, juegos y redes sociales, favorecen que la vida útil de una batería media sea sustancialmente más corta en comparación con hace unos años.

Echar un vistazo al uso que las aplicaciones hacen de la batería puede alargar un par de horas la vida de nuestro móvil

No obstante, hay ciertas actitudes y pequeños gestos que pueden ayudar a cuidar nuestra batería y evitarnos tener que cargar con una batería portátil para aguantar con el móvil operativo las 24 horas del día. Aunque haya distinciones entre Android e iOS, hay algunas prácticas que pueden aplicarse a ambos sistemas operativos:

1 Poner el modo avión, aunque es una opción muy drástica, funciona en las ocasiones en las que debemos ahorrar batería porque nos espera un día largo, por ejemplo, de turismo. Si no vamos a estar pendientes del teléfono, y tampoco esperamos una llamada importante, podemos filtrar de esta forma las notificaciones, para que lleguen cuando podamos responder y sin gastar batería mientras tanto.

2 Desactivar la WiFi y Bluetooth. Del mismo modo, desactivar las funciones que no vamos a emplear pueden alargar la duración de la batería. Los botones de Bluetooth y WiFi consumen mucha energía como para mantenerlos encendidos porque sí.

3 Activar las funciones de ahorro de batería o energía para que los correos electrónicos no entren y las aplicaciones no se actualicen en segundo plano. Controlar la actualización de las aplicaciones puede ser una buena medida en aras de que la batería se mantenga lo más cargada posible.

4 Desactivar la localización. La localización, que emplean algunas aplicaciones para ofrecer a los usuarios un tratamiento más personalizado, se puede desactivar en los ajustes del teléfono si no es absolutamente imprescindible. Si, por el contrario, usamos Mapas o Google Maps, entonces podemos restringir su uso a estas apps.

5 Reducir el brillo de la pantalla. Algunos dispositivos, como los iPhone, tienen opciones de bajo consumo, donde se desactivan algunas funciones del teléfono. Además, bajar el brillo de la pantalla o reducir al mínimo el tiempo de bloqueo automático ayuda a que el móvil pierda menos batería en gestos comunes.

6 Ojo a la vibración. Muchas veces, el modo de vibración viene activado por defecto y nunca lo editamos, pero si el móvil está en sonido no necesita vibrar, y si no podemos atender el teléfono, es mejor eliminar esta opción, y que las notificaciones aparezcan como reclamos luminosos, por ejemplo.

En ambos sistemas es buena idea monitorizar el uso que las aplicaciones hacen de la batería. En los móviles Android basta con entrar en Ajustes, Batería, Uso de la batería, y en iOS, en Ajustes, Batería, para mostrar la opción y activar el modo de bajo consumo.

Debajo de estos apartados se despliega, además, el uso que las aplicaciones emplean de la batería en las últimas 24 horas y en los últimos siete días. Sorprende la cantidad de energía que requieren algunas aplicaciones potentes, y también podremos controlar cuáles hacen uso de la localización en segundo plano y las actualizaciones automáticas.

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales desde marzo de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte el mejor servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies