Críticas a Facebook por difundir el racismo y la discriminación

No es la primera vez que se acusa a las redes sociales de ser caldo de cultivo del odio y el racismo. Ahora es un estudio de la Fundación Wiesenthal el que pone el dedo en la llaga: hay más de 10.000 sitios en Internet que fomentan la disciminación y la mayor parte de ellos utiliza Facebook para difundir sus mensajes.

Teniendo en cuenta que las redes sociales son reflejo de la realidad, es lógico que también aparezcan este tipo de manifestaciones en ellas. Contra estos grupos y mensajes tan sólo cabe la denuncia para su retirada, un proceso que puede ser largo y, a veces, no efectivo.

Según Sergio Widder, director para América Latina de la Fundación Simón Wiesenthal, el problema reside en que Facebook actúa como difusor de la información y a veces aunque se retire el grupo o comentario, éste ya se ha replicado en muchos otros sitios de Internet, por lo que su eliminación total se hace muy difícil. «Es imparable», afirma categórico.

«No hay una fórmula única para darlos de baja. Primero revisamos los términos de servicio de la página denunciada y si vemos que fueron violados alertamos a la empresa que facilita el acceso. Pero si el hosting está ‘radicado’ en Estados Unidos nos enfrentamos a la primera enmienda de la Constitución que defiende la libertad de expresión. En ese caso no podemos actuar», establece el responsable de esta organización.

Visto en: Clarín

Manuel Moreno

Periodista y fundador de TreceBits. Consultor y formador en Social Media. Ponente y conferenciante. Profesor de redes sociales y periodismo 2.0. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cuatro libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

2 comentarios sobre “Críticas a Facebook por difundir el racismo y la discriminación

  • el 28/05/2010 a las 11:34
    Permalink

    Qué duda cabe de que Internet y en concreto la Nueva Internet (Facebook) se pueden usar para todo tipo de expresiones, resulten más o menos políticamente correctas, más o menos defendibles y más o menos humanas. Pero creo que mientras no superen una cierta línea roja, si la Constitución americana defiende la libertad de expresión (cosa que hace también la española, por cierto), es por algo.

    Dejar en manos de los autoproclamados defensores de la justicia universal el poder eliminar grupos o comentarios en Facebook es muy peligroso. Porque aunque sea aceptable en los supuestos de racismo, se corre el riesgo de que se termine extendiendo a opiniones políticamente incorrectas pero completamente legales. No se puede dejar las llaves de la censura a este tipo de organizaciones que hacen de su causa muchas veces un interés político cuando no económico.

    Para cerrar grupos en Facebook se debería contar con autorización judicial, ex ante (listado de comportamientos que justifican su cierre cautelar previo) o ex post (sentencia o auto), pero judicial. No podemos dejar en manos de estas organizaciones o en manos de Facebook nuestra libertad de expresión, o les dejaremos convertirse en tiranos de lo políticamente correcto.

  • el 24/08/2010 a las 20:44
    Permalink

    EXORCISMO CHAPUCERO POR CULPA DEL FACEBOOK
    (Historias surrealistas de los restos de una España “Botejara”)

    Mi amigo Borja Miraflores, que hizo estudios en Salamanca, hombre aplicado y empollón con gafas de pasta. Cociente intelectual por encima de la media, primero de su clase, excelente deportista, vacilón de blanca sonrisa con féminas cachondas. Siempre presumió de ser de derechas y creyente convencido. A Borja Miraflores, de mente conservadora, le dio por meterse a sacerdote y de especialidad “exorcista”. Esto debe ser como un MIR, pero en divino celestial, para aprender habilidades y competencias menos terrenales y más del alma mística.

    Una vez ordenado cura se le dio plaza en una parroquia de estilo gótico y medio abandonada de una aldea en Galicia, esperando impaciente que algún alma poseída necesitara de sus artes y oficios como extractor de espíritus endemoniados y otras nubes negras que se puedan instalar en esencias sanas.
    Recibiendo aviso del Obispado Provincial con urgencia, el pasado viernes, de un caso detectado en una aldea de Orense; una adolescente quinceañera que se ve que de su habitación salían voces y gemidos sospechosos de oscuros mundos. Al lugar de los hechos, acudían raudos en vehículo camuflado los de “oficio de exorcista”. Vamos, como si fueran de la “secreta”, pero en cura. Acudía mi amigo Borja con un ayudante seminarista aspirante a sacerdote.

    Llegando al lugar del curioso suceso, que estaba torrente arriba, hablando con la madre de la criatura qué; rosario y Cristo de Medinaceli en mano, contó en primera instancia detalles de posibles terribles huéspedes alojados en la habitación de su hija. Y de ruidos “extraños” y fantasmagóricos que parecían venir de tinieblas y martirios, y tristeza de la tierra lejana de los infiernos. Como si la “bestia” se hubiera acomodado en tan humilde morada.

    – ¿Huele a Azufre señora?
    – No padre. Huele a chorizo y tocino, de un caldo gallego que he preparado este mediodía.
    – ¡Uhm! Curioso. Sin duda. –comentó mi amigo el cura-

    Entrando en la habitación de la adolescente presuntamente endemoniada, vestidos de “faena” para estas ocasiones de los exorcismos a toda prisa y e urgencia. Ya dentro del cuarto, se encontraron encendido el ordenador con el cursor parpadeando. Y la niña, postrada en la cama, dando botes como si mal de “San Vito” tuviese posesión de su cuerpo. Y pensando, los “figuras”, que el diablo había entrado por tan sutil aparato computador. Penetrando en la inocente doncella, como penetra el lobo en la guarida oscura.

    ¡Nada más lejos! La pobre chica estaba conectada a la red social “Facebook” haciendo amiguetes. Y se ve que estaba chateando -lo que se dice-, con un chico guaperas y bien plantado de Madrid, que había conocido días atrás y que la ponía muy cachonda y libidinosa. Y lo que parecía posesión y fornicación espiritual del diablo, no era más que masturbación y placer adolescente, que dado al joven y fresco cuerpo de la joven doncella, por edad y por inocencia, es cosa normal en estas edades y de los placeres que da la envidiada juventud.

    Al ver tal escena de compulsiones y gemidos encadenados, mi amigo Borja y su ayudante, que de imaginación y creencias irracionales iban sobrados y servidos. Confundiendo la tan placentera masturbación, en posesión demoniaca y presencia de espíritu maligno y, de mala vida que de las tinieblas venía, encerrando como en jaula aquel cuerpo lozano y juvenil para practicarle el ritual de expulsar a la criatura maligna.

    Se pusieron manos a la obra para ejecutar el exorcismo que ellos y, sólo ellos, percibían. Sacando de un negro y vetusto maletín, los cacharritos y herramientas para estas ocasiones y acontecimientos. Manual de instrucciones, agua bendita embotellada, Cristo comprado en los “Chinos” y sotana remendada y con manchas de mostaza en la solapa. Comenzando el protocolo del sortilegio y conjuro -en latín, claro-, porque en inglés se ve que la cosa no queda tan mesurado y formal. Y si estas cosas no se hacen con un mínimo de seriedad, se ve que no acaban de funcionan. Ya se sabe que los idiomas abren muchas puertas.

    Sin más vacilación de la que puede dar la ignorancia, ¡Dios!, los ignorantes también tienen carrera universitaria y masters y todo! Empezaron, con ahinco y buena voluntad, el intento de expolio del demonio de la niña. Creyendo que este se resistía como ladilla peleona. Al ver que fallaba el Agua Bendita, el Cristo comprado en los “Chinos” y demás artilugios de parafernalia incorpórea, no se le ocurrió otra más absurda a mi amigo el cura; Borja Miraflores, – aplicado estudiante en Salamanca-, que darle con el aparato de la CPU en la testa, o sea; golpeándole en la cabeza de la niña con el ordenador. Que más que poseída resulta que estaba en el más grande de los gozos y éxtasis del onanismo, la pobre e inocente criatura.

    La cama, que era del “Ikea”, – que no de maderas nobles-, se desmontó enseguida como castillo de naipes, porque estos catres no están acostumbrados a estas embestidas, cayendo la niña al suelo, y el seminarista ayudante de mi amigo Borja encima. La madre, horrorizada por tal escena surrealista y de la escuela más “kafkiana” veía que se le iban a cargar la casa y a la niña. Y que el seguro, no suele cubrir estas tonterías. Viendo que al cura esto se le escapaba de las manos, dudando que más que exorcismo convencional y académico se tratara, fuera chapuza peor hecha y peor pensada. Dando la asustada madre aviso al cuartelillo de la Guardia Civil más próximo.

    Presentándose la Benemérita en el acto, pensando que eran disturbios o pelea vecinal por los ruidos y estropicios producidos a esas altas horas de la noche. Con la suerte de que iba en la patrulla un agente de la academia de Jóvenes Guardias, que le supo explicar al sargento que, pistola en mano, ya iba a hacer un estropicio sin remedio. Y que esto del Facebook es cosa de jóvenes e inofensivo para la seguridad del estado y, ni mucho menos, de espíritus desorientados y “malos malísimos”. El sargento enfundó su arma, pensando qué, por cuatro días para la jubilación no era momento de complicarse la vida.

    – ¡A ver!, todos al puto cuartelillo, ¡coño!

    Siendo detenido mi amigo Borja y su ayudante que cursaba segundo de seminarista. Como para matar el caso y no a la niña, que yacía la pobre inconsciente en el suelo. Dándose presos los dos, acusados formalmente ambos por agresión y lesiones a una joven, y destrozos en la propiedad, ordenador incluido.

    No muy lejos de allí, el Diablo, -el de verdad-, que estaba persiguiendo almas pecadoras y despistadas en un “puti club” de carretera, (véase también, “casas de relax”) de puteros de esos que se aprovechan de las pobres chicas inmigrantes. El diablo,persigue a estos cafres puteros para llevárselos al infierno en un futuro no muy lejano, -pues ese es su oficio-. Al diablo estas cosas de que se le confunda y le tomen por espíritu del mal y cosa oscura, y por ser gran embarullador, le ponen cachondo y calentorro. Y este se reía en la más grande de las carcajadas cuando se enteró de la acción del imprudente sacerdote y amigo mío. El diablo suele vestir de Armani y huele a Cacharel, y va siempre pulido como un pincel. Es la belleza del diablo, mostrando así su parte más seductora y terrenal.

    Gracias a Dios, la joven que creían poseída, se recupera en un hospital de la capital gallega de traumatismos varios, conmoción cerebral con pronóstico reservado, y gran susto en el cuerpo. Y no entendiendo muy bien, que aquel chico del obrero barrio frl Madrid de Vallecas,- que conoció por el “Facebook”-, pudiera haberle creado tantos problemas. Haciendo en este caso “más daño el bosque, que los lobos que puedan habitar en él”.

    Mi amigo Borja Miraflores, el sacerdote exorcista que hizo estudios en Salamanca, y su ayudante, -el aspirante a seminarista medio lelo-, fueron denunciados y dados presos. Puestos a disposición judicial al amanecer el día. Mientras, del Obispado Provincial, se lavaban las manos como Pilatos. (desde que Pilatos se lavó las manos, esto se ha convertido en una costumbre), desentendiéndose de tan desordenada desventuras y acción de sus pupilos, ejecutores del daño.

    – ¡Es que el padre Borja ve muchas películas! –manifestó el Obispado, en un comunicado oficial-

    El Diablo, el de verdad, haciendo uso de su poder de las tinieblas, se monda y se pela, y tambien se mea de risa con estos aficionados, videntes y demás brujos sin bachillerato. Pero a la gente le gusta creer. A la gente le gusta que la engañen y le digan que hay vida y paraísos absurdos más allá de esta mísera vida. Y pasar miedos irracionales que, a algunos, les ponen cachondos y todo.
    Pero en el “más aquí”, el Facebook, que parece herramienta comunicativa, accesible e inocente como un pez de colores, se apodera silenciosamente de las almas adolescentes, desorientadas y confiadas. Sin ellos siendo conscientes de ello. Ese, para el diablo, es su mejor disfraz y su mejor jugada. Y cada día tiene más adeptos. Muchos más que cualquier religión o creencia mística espiritual. La red social es un auténtico templo de misteriosos perfiles y perversas singulares aficiones.

    – ¡Agrégame como amigo, que estoy en una relación complicada!

    El alcalde del pueblo, en un comunicado urgente, manifestó: “Es que a estas nuevas tecnologías, las carga el diablo”. Este consistorio no se hace responsable subsidiario de tal hecho ocurrido en el Pazo de los Outeiro , su inestimable hija y otras gilipolleces acontecidas .

    También afirmó, el responsable del ayuntamiento, que las fiestas mayores del pueblo siguen su curso. Y este año el toro no será embolado, no sea que el fuego de sus astas atraiga meigas cabreadas.

    Que no estamos para sanciones ni más sustos de cuerpo de espíritu.
    Ya decía Keyser Söze; que la mejor jugada del diablo, es hacer creer a los demás de que no existe.

    Servidor, ha de saber seleccionar mejor a sus amigos.

    Sergio Farras (escritor tremendista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.