«Lo fácil es pedir al trabajador que se reinvente mientras el jefe mantiene sus privilegios» #Lidertarios

IMG_0176

Después de tomarle el gusto al papel y triunfar con Socialholic, Juan Luís y Fernando Polo, fundadores de la agencia Territorio Creativo y referentes indiscutibles en la escena del Marketing digital en España, vuelven a la carga con su segundo libro, #Lidertarios, que acaba de ser publicado por Gestión 2.000 (Editorial Planeta)

-¿Qué es un lidertario? ¿Quién podría serlo?

Un Lidertario es un líder que guía, motiva, inspira y acompaña a su equipo, aquel que sabe que poner a las personas en el centro es el mejor movimiento para construir empresas competitivas. Es el modelo opuesto al jefe tradicional, el que responde al modelo de “ordeno y mando”. Entre los ejemplos patrios están Carina Szpilka, anterior CEO de ING Direct, Rosa García, CEO de Siemens o Dídac Lee CEO de Inspirit, incubadora de empresas con sede en Barcelona.

Entre los extranjeros, destacaría a Vineet Nayar, ex-CEO de HCL Technologies, que trabajó durante seis años para colocar a los trabajadores de la compañía, 50.000 personas repartidas en varios países, por delante inclusive de sus clientes, buscando la mejor motivación de los trabajadores. Y que recogió un crecimiento en momentos de crisis y descenso para sus competidores.

– Desde que comenzó la crisis hace ocho años hemos venido escuchando cómo se le pide al trabajador que se adapte, que se reinvente, que cambie, que mejore, que aprenda a apretarse el cinturón, pero… ¿por qué las empresas no han cambiado al mismo ritmo?

Porque lo fácil es pedirle a los trabajadores que se reinventen, mientras posiblemente los que deben guiar y dar ejemplo, los jefes, siguen buscando mantener sus privilegios y cambiar lo justo. Cambia tú, pero a mí déjame seguir con mis prebendas. En el comienzo del siglo XXI es más claro que nunca que la única forma de liderar es dar ejemplo. Si no lo damos, no podremos pedir a otros que lo hagan, menos si la única recompensa es la nómina a final de mes.

Sumado a esto que para que las cosas cambien hay que pensar en cómo hacerlo y llevarlo a cabo: el camino hay que andarlo, no dar la orden y pensar que será acatada porque “yo lo digo”.

Ninguna empresa debería abandonar el espíritu startup

– ¿Cómo deberían organizarse las empresas ante la nueva realidad que les rodea?

Al menos cumpliendo estos tres puntos básicos:

1. Fijando una Visión. La visión es una finalidad última que nos permita trabajar para hacer del mundo un lugar mejor. Que es más grande que el proyecto en sí y que nos ayuda a superar las penurias del día a día. En nuestro caso, la misión de Territorio Creativo es ayudar a otras empresas a poner a las personas en el centro.

2. Permitiendo el Desarrollo personal y profesional. Creando un entorno colaborativo que nos ayuda a progresar en una o varias disciplinas. Un entorno que fomente el aprendizaje, que apoye la formación, que reconozca nuestro progreso, que nos plantee retos intelectuales, premiando el mérito y el esfuerzo.Lidertarios_portada-sm

3. Incrementando la Autonomía. Posiblemente el eje de trabajo más complejo y dificultoso: dotar a las personas de libertad para realizar su labor, en un estricto marco de responsabilidad y autoexigencia. En este punto es bueno conocer el dato que arroja la universidad de Cornell, donde tras estudiar a 320 pequeños negocios  mitad de ellos donde se fomenta la autonomía y la otra mitad modelo “ordeno y mando”, descubrieron que las que tenían más autonomía crecían hasta 4 veces más que los que defendían el modelo de autoridad jerárquica.

¿El modelo startup, se podría aplicar a cualquier organización?

Debería. De hecho el momento de nacimiento de una empresa es el momento más ágil, más motivador, de más colaboración y esfuerzo, lo que permite obtener lo mejor de los equipos. Ninguna empresa debería abandonar ese espíritu.

¿Cuál debería ser el nuevo concepto de oficina?

Transparente, sin silos cerrados en los que se guarda bajo llave la información. Si queremos tener un equipo involucrado y motivado, tenemos que tratarles como adultos: acceso a la información, involucración en la toma de decisiones, en otras palabras, ayudarles a que se sientan importantes, capaces y confiados en sí mismos, para poder abordar los momentos que estamos pasando con toda su energía posible

– En el libro se defiende la eliminación de la figura del jefe. ¿Es necesario no llamarle así, pero que sí haya alguien que señale hacia dónde hay que remar?

Defendemos la desaparición del jefe “ordeno y mando” porque cree tener la autoridad implícita en el cargo. La autoridad hay que ganársela. La alternativa es la del líder capaz de motivar y guiar, como comentábamos al inicio. Ese es el nuevo modelo de líder que estamos pidiendo todos. El jefe “ordeno y mando” es una especie en vías de extinción.

El jefe “ordeno y mando” es una especie en vías de extinción

¿Cuáles son los beneficios de las empresas sin jefe?

Existe un revelador estudio realizado por la universidad de Cornell, en el que tras estudiar a 320 pequeños negocios en EEUU, la mitad de ellos donde se fomenta la autonomía y la otra mitad “ordeno y mando”, descubrieron que las que tenían más autonomía crecían hasta 4 veces más que los que defendían el modelo de autoridad jerárquica. El beneficio obtenido es claramente el que firmaríamos cualquier empresa e indica que el modelo basado en la autonomía es el adecuado para conseguirlo.

¿Cuáles serían las cualidades que debería tener ese nuevo líder?

Se necesitan personas con experiencia en la gestión de las personas y capacidad empática. Una figura que sabe que la mejor alternativa al “ordeno y mando” es ayudar a su equipo a su crecer y conseguir nuevas metas.

¿Qué significa “imprender”?

Un imprendedor, es tan sólo alguien que está haciendo una labor de innovación y poniendo a funcionar cosas, desde dentro de una compañía. Nosotros defendemos que para emprender no hace falta crear una SL, basta con hacer cosas en la propia organización que supongan una mejora en la vida de todos los compañeros y una posible ventaja competitiva. Pero un imprendedor es alguien que sabe involucrar a otras personas de su empresa y sacar partido del trabajo en equipo. La ventaja es que ahora mismo la conectividad y la digitalización permite que las personas dentro de las empresas se organicen con una facilidad no conocida con anterioridad.

Habláis de la soberanía de los trabajadores… ¿recuerda ese discurso a “Podemos” aplicado al mundo de la empresa? ¿Por qué es necesario ese cambio?

Me temo que nuestro discurso ni se arrima al de cualquier partido político, sobre todo cuando este busca “tocar poder” por encima de todo antes que cambiar el mundo a mejor, poniendo a las personas en el centro. El oportunismo político nos empacha. Nosotros nos referimos a la importancia que tiene para las personas que trabajan en una empresa tener autonomía, autonomía para decidir y ejecutar decisiones, autonomía para organizarse con sus compañeros y sobre todo, para sentirse importantes y valorados. Es cierto que esa autonomía, como comentábamos antes, tiene una importante contrapartida: la auto-exigencia para ser uno mismo el que se marque los objetivos y los cumpla.

¿Por qué los directivos españoles hacen caso omiso de las redes sociales?

Por desconocimiento de las ventajas reales que proporciona el tener una actividad en los medios sociales.  Años de comunicación corporativa controlada y “segura” han creado un hábito en los directivos que les cuesta romper. Hay una clara resistencia al cambio

El directivo debe generar en las redes sociales contenido relativo a su actividad profesional

¿Qué les podría aportar tener una presencia activa?

Lo principal es poder escuchar y estar atentos a cómo el contexto de nuestra sociedad se organiza. A partir de ahí, seguir las cuentas en las redes sociales de las personas que trabajan con nosotros, permite estar atentos a sus necesidades y tener capacidad de reacción. Y no menos importante, son una fuente importante de posicionamiento de cada directivo: genera marca personal y profesional, permite explicar su visión de lo que ocurre y sobre todo, les permite dar ejemplo en la organización para animar al resto del equipo.

¿Cuáles serían los puntos en los que deberían fundamentar esa presencia en los medios sociales?

Generar contenido relativo a su actividad profesional es un buen punto de partida. Mantener activa una presencia en diferentes redes sociales, desde Linkedin un buen lugar para comentar y conocer temas que aplican a empresa, hasta una presencia en redes como Twitter donde siguiendo a los perfiles adecuados, se aprende mucho. Por último lo ideal sería la creación de un blog propio o la participación en el de la compañía, para dar ejemplo a sus equipos.

Manuel Moreno

Periodista y fundador de TreceBits. Consultor y formador en Social Media. Ponente y conferenciante. Profesor de redes sociales y periodismo 2.0. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cuatro libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.