Todavía se venden más móviles «básicos» que smartphones

Todavía se venden más móviles

La evolución de la tecnología móvil se ha visto reflejada en un mercado cada vez más segmentado y personalizado, sobre todo a partir de la aparición de los teléfonos inteligentes (smartphones), con mayor capacidad para procesar y almacenar datos, conexión a internet a velocidades más rápidas y la posibilidad de aprovechar las ventajas de la pantalla táctil.

Cada vez más personas deciden tener dos teléfonos móviles

A pesar de la creciente penetración de los smartphones en el mercado global, que llega a 2.800 millones de usuarios, la cantidad de teléfonos básicos (también llamados feature phones o dumb phones) sigue siendo superior. Y por lo que se pronostica para los próximos años, los teléfonos móviles con funciones básicas todavía tienen tareas que cumplir antes de su extinción.

¿Las razones? Son numerosas, van desde los aspectos técnicos, pasando por los precios, el acceso a Internet, hasta llegar a las necesidades específicas de cada usuario.

La edad de una persona, su nivel socio-económico, el tipo de actividad que realiza, e incluso, la forma de sus dedos, son sólo algunas de las condiciones que determinan la elección y el empleo del dispositivo móvil.

Si bien los teléfonos móviles de última generación ofrecen un amplio abanico de opciones que enriquecen y diversifican la experiencia móvil, no todas las personas logran beneficiarse de dichas propiedades y posibilidades.

Un usuario, varias razones

Eduardo, un hombre que trabaja como agricultor y a quien entrevistamos para profundizar en la comprensión del comportamiento de los usuarios móviles, comparte razones similares con millones de individuos que prefieren tener un teléfono básico, justo en un mundo donde reinan los smartphones.

Cada vez que sus familiares y amigos intentaban persuadirlo para que comprara un teléfono inteligente con pantalla táctil, él les respondía con el mismo argumento: “Lo único que necesito es llamar y recibir llamadas”, comentaba Eduardo, esgrimiendo sus motivos para resistirse a ese cambio tecnológico:

• Con frecuencia se ha visto obligado a reemplazar el dispositivo ante roturas ocasionadas por accidentes propios de su actividad y el precio de los teléfonos móviles básicos es mucho más accesible.
• Cuando está trabajando, le resulta más práctico abrir la tapa de su teléfono para atender una llamada, que desbloquear la pantalla.
• La batería del teléfono básico dura más tiempo al requerir menor cantidad de energía para realizar sus funciones.
• Estar constantemente conectado a las redes sociales con un smartphone le puede causar distracción e incidir en la productividad de su trabajo. Por eso prefiere sólo contestar llamadas o recibir mensajes de texto (SMS) que lee y contesta cuando puede.
• Usar guantes o tener las manos sucias durante su jornada laboral es otra limitación importante a la hora de manipular la pantalla táctil.

Finalmente, Eduardo optó por una solución que se está popularizando: Tener dos teléfonos móviles.

Su teléfono básico, con tapa, teclado físico, de un tamaño más adecuado para el bolsillo, con mayor resistencia a los golpes, las rayaduras y la suciedad. Y un smartphone, que usa sólo cuando está en su casa y aprovecha la conexión de internet por WiFi a la que está suscrito.

Si sirve, es el mejor

En ocasiones, con la intención de sacarle provecho a las últimas innovaciones tecnológicas, se cae en la tentación de optar por dispositivos de última generación, con funciones avanzadas y sofisticadas. Pero dicha decisión no siempre es la más acertada.

Hoy en día, las personas tienen mayor acceso a la información y la utilizan para decidir qué teléfono móvil comprar, priorizando satisfacer sus necesidades de conexión de la manera más práctica, efectiva y económica posible.

Independientemente de los aspectos técnicos del dispositivo, es el individuo, con sus características, condiciones, deseos, limitaciones y posibilidades, quien marca la pauta para un mejor aprovechamiento de las potencialidades del teléfono móvil, entendiendo el beneficio real que dicha tecnología le pueda proporcionar.

Karina Orozco

Licenciada en Comunicación Social. Magíster en Información y Comunicación para el Desarrollo. Investigadora especializada en el impacto social de la tecnología móvil. Colabora en TreceBits desde Agosto de 2016.

    Un comentario sobre “Todavía se venden más móviles «básicos» que smartphones

    • el 24/09/2016 a las 18:20
      Permalink

      Buen análisis. En la práctica esto está sucediendo cada vez más. Un teléfono móvil básico cuenta con muchas funciones y no hay que vivir actualizando aplicaciones. Algo que «avejenta» a los smartphones cada vez más rápido.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información sobre protección de datos

    • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
    • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
    • Legitimación: Consentimiento del interesado.
    • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
    • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.