¿Censura en Instagram?: Qué se puede publicar y qué no

instagram

Instagram acumula multitud de polémicas por su política de uso, que lleva a censurar imágenes que, aunque etiquetadas como inapropiadas, no lo son en absoluto. O al menos así lo piensan los autores.

Por ejemplo, movimientos como #Freethenipple, (es decir, “libera el pezón”, en inglés), corren por toda la plataforma reivindicando un tratamiento más naturalizado del cuerpo humano. Y es que en Instagram se pueden mostrar fotografías de senos femeninos, pero no de sus pezones.

Hemos buceado en las normas de uso de la plataforma y, para que todo el mundo lo tenga claro, hemos recopilado algunas de las directrices de la plataforma para saber qué podemos publicar y qué no en esta red social.

Instagram prohíbe los pezones femeninos en un gesto que genera controversia y hasta impulsa un movimiento en su contra

Para empezar, Instagram tiene diversos apartados dedicados tanto a usuarios comunes como a padres y a fuerzas de seguridad. Además de advertir sobre el grado de privacidad que cada usuario debe escoger para su cuenta, hay una normativa que todo aquel que quiera entrar debe cumplir, y que suscita controversia, porque, ¿quién decide qué está bien y qué no? Aquí, de momento, quien tiene la última palabra siempre es Instagram. Y a veces, de forma subjetiva.

Consejos para padres: desnudos, a veces sí

En el apartado para padres aparecen dos preguntas que, entendemos, deben ser frecuentemente reclamadas por los progenitores de los usuarios adolescentes. ¿Permite Instagram publicar fotos de resultados de mastectomías? y ¿Permite Instagram publicar fotos de madres amamantando? La respuesta a ambas es sí, con su posterior justificación. Las dos cuestiones fueron objeto de censura por la plataforma no hace mucho.

Es poca cintura la que Instagram tiene con los desnudos. Lo dejan muy claro en sus normas comunitarias: no hay lugar para ello en la red social, por muy creativo o artístico que sea el ánimo del autor. Eso sí, no hay ningún problema si lo que se muestra es un cuadro o una escultura.

Además, censuran “nalgas totalmente al descubierto, algunas fotos de pezones femeninos y genitales”. No queda muy claro qué tipos de pezones sí tienen hueco en Instagram, pero la batalla contra esta cláusula en concreto dura ya cuatro años, desde que en 2013 entraron en vigor las normas de uso actuales, y desde entonces involucra a personalidades de todos los ámbitos. Los famosos tampoco se libran del veto.

Privacidad de los niños

Otra de las líneas rojas de Instagram, además de los desnudos, son los niños. Parece ilógico que una fotografía de un bebé se elimine del perfil de su padre, pero lo cierto es que esto puede ocurrir si Instagram considera que puede ser almacenada para fines ilícitos o, como ellos mismos explican, “podemos eliminar contenido para impedir que otras personas tengan la posibilidad de reutilizar este tipo de imágenes de forma inapropiada”.

Reivindicar con cuidado

Instagram puede ser la herramienta perfecta para dar voz a muchas injusticias que nos pasan desapercibidas día a día. Sin embargo, la plataforma advierte del uso equivocado que se le puede dar: mostrar imágenes demasiado gráficas de un conflicto o problema conlleva la eliminación de la publicación. Aunque la intención del usuario sea condenar la explotación animal, la violencia o el acoso, por ejemplo, “es muy posible que retiremos vídeos de gran violencia gráfica”, advierten en sus reglas de uso.

Pornografía o violencia, prohibidas

Uno de los límites de Instagram es compartido por la práctica totalidad de las redes sociales. La publicación de pornografía o imágenes de violencia está estrictamente prohibida. En algunos casos, no solo se elimina la imagen sino que se inhabilita la cuenta del usuario, pues es una de las infracciones más graves que se pueden cometer en la plataforma.

Instagram alega que su estricto manual de uso se debe al ánimo de crear una plataforma practicable para la práctica mayoría de grupos de edad. Es muy difícil contentar a todos sus usuarios, así que las polémicas, probablemente, nunca cesen.

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.