Cuidado con los bots en las apps para ligar: pueden ayudarte a encontrar pareja o… engañarte vilmente

Cuidado con los bots en las apps para ligar: ¿ayuda o engaño?
Al hablar de bots, es inevitable pensar en su aplicación en las redes sociales para hacer campaña por un determinado político, atender a los clientes de una empresa o presentar el currículum. Lo que puede resultar sorprendente es saber que los bots, ahora, también buscan pareja por nosotros.

Los bots ayudan a un registro más honesto por parte de los usuarios, lo que facilita el encontrar una persona compatible

Al menos esa es la gran propuesta de dos de los nombres punteros en el mundo del amor online, Tinder y Match.com. Aunque lo que se pretende es dinamizar el proceso por el que los usuarios deben pasar al abrirse una cuenta, el pesado registro, lo cierto es que esconden también un carácter psicológico del que quizá muchos no se habían percatado al interactuar con ellos.

Según Match.com, su bot Lara ayuda a que los usuarios se abran más y escriban intereses y aficiones de manera más directa y sincera que si realizaran el proceso de registro por ellos mismos.

El bot se lanzó en 2016 en Francia y puede interactuar en 12 idiomas. El proceso de registro se traduce en una conversación sobre nuestros gustos, a medida que el bot va rellenando los datos de nuestra ficha para comparar y cotejar las compatibilidades con el resto de usuarios.

El bot es diferente según la edad de los usuarios: para la plataforma Our Time, dedicada a encontrarle pareja al usuario mayor de 50 años pero perteneciente también a Match, es Julia quien anima a realizar el registro. Según la compañía, el uso de bots ha incrementado los nuevos registros en un 30%.

Sin embargo, hay que tener cuidado con quienes utilizan de manera poco ortodoxa los bots y nos impiden encontrar el amor. Es lo que ocurre en Tinder, donde algunos perfiles son bots que dicen estar también buscando el amor pero que, en realidad, quieren llevar la conversación fuera de Tinder y tratan de enviar algún mensaje comercial al usuario. Reconocerlos no es fácil, aunque generalmente tienen solo una foto, una biografía corta o inexistente y, a veces, ofrecen respuestas inconexas.

Una buena forma de averiguar si estamos intentando charlar con un algoritmo es escribir una palabra sin sentido, como «dfghj» para ver si la otra persona reacciona o no. Si no es así, probablemente estemos perdiendo el tiempo con un bot.

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.