“Twitter y Facebook podrían hacer mucho más para luchar contra los bulos”

Julio Montes y Clara Jiménez son los fundadores de maldita.es, un proyecto periodístico que ha nacido recientemente para luchar contra las noticias falsas que proliferan por la red.

Ambos lideran un equipo de profesionales que trabaja para ofrecer a los usuarios la posibilidad de que distinga entre lo que es verdad y lo que es falso. Han lanzado, en suma, el sitio web de referencia “para que no te la cuelen”. Hablamos con Julio Montes sobre la proliferación de bulos en las redes sociales.

– ¿Cómo y cuándo surgió la necesidad de crear Maldito Bulo, antecedente, junto a Maldita Hemeroteca, de lo que hoy es maldita.es?

-Surgió por el tema de los refugiados. Nos llegaban muchos bulos sobre ellos a grupos de WhatsApp ajenos al mundo del periodismo y pensamos que había un problema ahí que no estábamos ni viendo ni atajando: las noticias falsas enfocadas a hacer daño a personas con cero posibilidad de defenderse.

Todo el tema catalán, tanto de un lado como de otro, ha sido el bulo de 2017

– ¿Cuántas personas trabajan en maldita.es?

– El proyecto lo fundamos Clara Jiménez y Julio Montes. A él también se han unido David Fernández (nuestro ingeniero jefe) y los periodistas Nacho Calle, del equipo de datos de laSexta; Mario Vera, periodista de laSexta; Carlos Hernández-Echaverría, de laSexta, Antonio Maestre, de la revista La Marea; y Javier Calvo, de El Economista. Durante las elecciones catalanas también nos estuvo ayudando, por ejemplo, la periodista Rocío Pérez.

– ¿Cómo trabaja el equipo para detectar noticias falsas?

– Por un lado nos llegan alertas gracias a la comunidad. Y por otro nos nutrimos de las noticias que nos encontramos en nuestro día a día periodístico o que vemos gracias a las búsquedas sobre bulos que hacen los usuarios en la web.

A partir de ahí, se van subiendo los posibles bulos al grupo que tenemos en Telegram. Se reparten y se van resolviendo. Cuando un periodista cree haber resuelto un bulo se somete al factcheck del resto de periodistas. Si todo está correcto y se obtiene una mayoría sin votos negativos, el bulo se publica.

– ¿Las noticias falsas que se difunden en la red siguen un perfil en especial? ¿Corresponden siempre a las mismas temáticas?

– No. Lo cierto es que hay muchas temáticas. Hay que tener en cuenta que nosotros creemos que tienen dos objetivos claros: el económico y/o el ideológico. Es decir, hay bulos de todo tipo. Desde los que están relacionados con los refugiados o con el tema de Cataluña, hasta los tuits falsos de políticos o las noticias supuestamente satíricas sobre partidos.

– ¿Cuáles han sido los casos más graves y/o mediáticos de noticias falsas a los que se han enfrentado?

– Los más graves y con más influencia han sido los bulos sobre Cataluña. De uno y otro lado.

– ¿Ha habido injerencia rusa en las últimas elecciones de EEUU? ¿Y en el ‘procés’ catalán?

– Al final lo que nosotros pensemos da igual, ¿no? Por los datos que tenemos, en las noticias falsas que hemos desmentido sobre Cataluña no hemos visto un origen ruso.

Además, bulos ha habido de los dos lados. Si Rusia estaba detrás de los bulos de un lado, ¿quién estaba detrás de los bulos del otro? Otra cosa es que medios cercanos al Kremlim hayan enfangado el tema, pero no tenemos datos para decir cómo ha influido eso y tampoco para decir que eso haya sido más determinante que las manipulaciones de medios españoles.

– ¿Qué medidas podrían tomar redes sociales como Facebook y Twitter frente a esta problemática? ¿Y Google?

– Podrían hacer mucho más seguro. Twitter, por ejemplo, debería tener un servicio para poder consultar si un tuit ha sido en realidad publicado, en casos de un posible bulo.

Ha habido tuits que hacen mucho daño como el de Rita Maestre, en el que supuestamente decía que ojalá ETA matara más guardia civiles. Estos mensajes serían mucho más fáciles de desmentir con su ayuda. Facebook es muy complicado al no poder saber por dónde se están moviendo los bulos. En Twitter sí los sabes: puedes hacer una búsqueda y avisar de un bulo a quién lo está difundiendo.

– ¿Cómo puede un ciudadano normal detectar una noticia falsa?

– Un usuario cualquiera no se tiene que fiar de nada que no sepa de donde procede. Si lo sabe, que piense si se fía de esa fuente. Si no lo tiene claro, que no comparta ese contenido o que consulte si ese tema es verdad.

– ¿Cuál ha sido el bulo del 2017?

– Todo el tema catalán, tanto de un lado como de otro. La cantidad de bulos y de desinformación ha sido tremenda y lo más preocupante: muchas veces ha sido si no creada sí viralizada por políticos.

Carlos C. Ungría

Periodista con experiencia en prensa escrita, digital y radio. Le interesan las nuevas tecnologías, la economía y la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte el mejor servicio. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies