Así era Instagram hace 8 años

Logo Instagram Vintage
Hace ocho años que Instagram llegó a nuestros dispositivos. Lo que comenzó siendo poco más que un álbum público de fotos de pies en la playa se ha convertido, a día de hoy, en una herramienta imprescindible para generar rédito social, económico, y para lanzar negocios de todo tipo.

Las cifras de este camino no dejan lugar a dudas: Instagram cuenta con más de 400 millones de usuarios que al día emplean las Stories, la herramienta más popular actualmente de la aplicación; y en total ha superado ya la cifra de los mil millones de usuarios. Sabemos de su éxito actual, pero, ¿cuáles fueron los comienzos de Instagram?

Porque la app tuvo una historia antes del algoritmo, de la monetización de los usuarios e incluso de las fotos de cualquier tamaño… de hecho, Instagram era muy distinta a como la conocemos hoy día.

Instagram nació el 6 de octubre de 2010 tratando de imitar la nostalgia que ya empezaban a suscitar las fotografías de Polaroid, cuadradas: las imágenes solo podían ser en este formato y eso le daba un toque característico y limitaba también el tipo de contenido que se podía publicar.

Como contábamos aquí, solo estaba disponible para iOS y sus servicios más básicos, como la geolocalización, dependían de apps de terceros, como Foursquare, que hace casi una década era mucho más popular que en la actualidad.

Además, se podían compartir en Twitter de forma completa, y esa fue su gran baza: muchos usuarios accedieron a Instagram gracias a ver cómo los tuiteros se abrían nuevas cuentas en esta incipiente red social. Lo que se llevaba: fotos en tonos sepia, la máxima cantidad de filtros posibles, y un título cargado de hashtags.

Después de incorporar hashtags en 2011 imitando la tendencia de Twitter, Facebook entendió que Instagram sería una oportunidad para centrarse únicamente en la publicación de fotografías, y la compró. Fueron 1.000 millones de dólares que desataron la polémica entre los usuarios de la aplicación: ¿sus datos irían a parar a manos de Zuckerberg?

Si hasta hace pocos meses la cuestión de la privacidad era un asunto al que no muchos usuarios prestaban atención hasta el escándalo de Cambridge Analytica, en 2012 se vivió una agitación similar. Un cambio en sus políticas de privacidad abría la posibilidad de que la plataforma vendiera o comerciara con las fotos de los usuarios.

En realidad, lo que Instagram estaba haciendo era allanar el terreno para lo que hoy en día es de lo más natural: la publicidad. Instagram muestra fotos como reclamo publicitario de empresas, pero en 2012 supuso todo un golpe de efecto que provocó que el 55% de los usuarios abandonara la plataforma.

No obstante, en 2013 Instagram ya aglutinaba 10 millones de vídeos, así que podemos decir que la crisis se solucionó favorablemente para la compañía. En el mismo año consiguió 15o millones de usuarios activos… al mes. Llegaron los mensajes directos y los primeros anuncios, presagio de lo que acabaría por mantener a la compañía.

instagram direct

Los negocios ya comenzaban a darse cuenta de la importancia de Instagram: en 2014, el 65% de las principales empresas del mundo tenían una cuenta abierta, y hasta Google decidió abrir su propio perfil en la red social. Llegaron las pestañas de Búsqueda y Explora y la edición de imágenes algo más compleja, dejando a un lado los filtros.

Para 2016 existían perfiles de empresa, Instagram había lanzado varias apps para crear contenido (como Boomerang o Layout) y se lanzaba un diseño totalmente distinto, el actual. El zoom en las imágenes también se activó ese año, que por otro lado los usuarios recordarán por ser cuando se lanzaron las Stories… y cuando cambió el algoritmo.

Ocho años han dado para mucho, y no parece que Instagram vaya a perder popularidad en los venideros. Polémicas mediante, la app es ahora un formato indispensable para tener presencia en la vida 2.0 que se mide con impactos, comentarios y «me gusta».

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.