Google cancela el lanzamiento de un buscador censurado para China

Google China

Google estaba preparando un buscador adecuado a las necesidades del mercado chino. En China, Google está prohibido en la actualidad por el Gobierno como parte de una estrategia de censura que afecta a todas las conexiones de Internet del país asiático. Por ello, desde Google estaban desarrollando un motor de búsqueda, cuyo nombre era Project Dragonfly, que cumpliese con las expectativas de censura de Beijing.

Google ha paralizado su buscador para China al no poder seguir accediendo a una herramienta de análisis de los hábitos de búsqueda chinos

Pero ahora parece que el desarrollo de Dragonfly ha sido suspendido, al menos de momento. A pesar de lo avanzado del proyecto, que al parecer estaba  preparado para lanzarse en un periodo de nueve meses, por el momento no se seguirá desarrollando.

Esto ha ocurrido por la imposibilidad de acceder a la base de datos de 265.com, una web china que Google compró en 2008 y estaba utilizando para estudiar los hábitos de búsqueda de los ciudadanos chinos y construir su buscador con ellos.

Los datos de 265.com servían a Google para purgar de los índices de búsqueda las páginas prohibidas por el Gobierno chino, como la Wikipedia, Facebook o la web de la BBC. La falta de acceso a los datos de 265.com ha ocurrido tras discusiones internas entre el equipo de privacidad, que no sabía del uso de datos de 265.com hasta que la información se hizo pública.

No es sorprendente que Google quisiera introducirse en el país, ya que sus más de 1.300 millones de ciudadanos constituyen un mercado apenas explotado por las grandes tecnológicas occidentales. Pero la ambición de llegar a China a cualquier precio (en este caso con un producto que vulnera la libertad de información) ha traído la polémica a la empresa.

Por un lado, el gobierno de los Estados Unidos, criticó abiertamente la colaboración de Google con China. Pero más importante es quizá la oposición interna que la empresa ha experimentado.

Los empleados de la compañía han elevado  numerosas protestas a lo largo de este último año, en forma de recogidas de firmas y cartas abiertas, como para dejar claro que no están a favor de participar en un proyecto en el cual la censura es una prioridad.

Puede que este descontento del público general y de los empleados de la propia empresa sea lo que haya precipitado que desde Google hayan querido echar el freno, al menos por el momento, a Dragonfly. Aún así, con el lucrativo mercado chino esperando ser explotado, es solo cuestión de tiempo que las grandes tecnológicas de Occidente comiencen a desplegar sus productos en China.

Juan Carlos Rubio

Periodista. Especializado en tecnología, economía y gastronomía. Videojuegos y política internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.