Cómo los extorsionadores aprovechan las leyes de copyright de YouTube

YouTube logo

Las reclamaciones de copyright de YouTube funcionan de la siguiente manera: cuando el sistema detecta un contenido con copyright (un sonido, una canción, imágenes…) se envía una reclamación a la persona que ha subido el vídeo.

Cuando un usuario recibe un aviso de infracción de copyright tiene la opción de sustituir aquello que infringe los derechos (el sonido, por ejemplo), puede dejar de monetizar el vídeo o lo puede eliminar, pero en algunos casos YouTube procede a la retirada del vídeo de manera automática.

Para hacer una reclamación de copyright en YouTube sólo hay que dar unos datos de contacto

El problema es que cualquier persona puede hacer una reclamación de copyright tan solo aportando su información de contacto y el tipo de contenido que infringe las leyes de derechos. La utilización de sistemas automáticos hace que no todas estas reclamaciones se revisen y, a veces, se actúa de manera automática.

Este ya de por sí molesto (en ocasiones) sistema de copyright ha sido utilizado por unos extorsionadores para estafar a otros canales de YouTube. Los estafadores utilizaban un canal para enviar mensajes a otros youtubers pidiendo dinero a cambio de retirar reclamaciones activas de copyright falsas que ellos mismos hacían utilizando el sistema de reportes.

Los delincuentes afirmaban que, si las víctimas no pagaban, recibirían una tercera sanción por parte de YouTube en materia de derechos de autor. Recibir un tercer apercibimiento supone la eliminación permanente del canal.

Recientemente se han visto afectados dos canales muy populares, Kenzo y ObbyRaidz, que se dedican sobre todo a subir vídeos de gameplays. Los estafadores les pedían sumas desde 75 a 400 dólares. Kenzo, se puso en contacto con el portal de vídeos tras recibir una segunda reclamación de derechos por parte de los estafadores.

YouTube restableció los vídeos, dio la razón al youtuber y eliminó el canal de los extorsionadores, pero la compañía no ha explicado cómo pretende evitar que esto vuelva a suceder. De hecho, es una práctica más común de lo que se cree.

Juan Carlos Rubio

Periodista. Especializado en tecnología, economía y gastronomía. Videojuegos y política internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.