El fin del cambio de hora no llegará antes de 2021

Tiempo Reloj 2018

El próximo sábado volveremos a cambiar la hora. A principios de 2018 la Comisión Europea lanzó una consulta en la que los habitantes del territorio de la Unión Europea podían opinar sobre el cambio de hora estacional. Ocho de cada diez votantes, de los 4,6 millones que opinaron, estaban a favor del horario único.

Comisión y Parlamento ya han aceptado la propuesta, queda esperar a la decisión de los Estados Miembros

En ese momento, los europeos y sus gobiernos empezaron a plantearse cuál sería la mejor opción. El 30 de septiembre de 2018, Jean-Claude Juncker, actual presidente de la Comisión, planteó la opción de que ese cambio, que afectaría a millones de personas, se llevaría a cabo en 2019.

Las intenciones eran buenas pero la burocracia de la Unión Europea no actúa con tanta rapidez, por lo que el fin del cambio de hora no llegará, si lo hace, este año. Tanto la Comisión, como el Parlamento y los Estados Miembros deben ponerse de acuerdo ahora para que la medida se lleve a cabo. Y el proceso no es fácil.

Es el Parlamento el que ya ha dado un paso al frente en cuanto a la cuestión. 410 votos a favor, 192 en contra y 52 abstenciones dan luz verde para acabar con el cambio horario desde una de las instituciones más poderosas de la agrupación. Ahora los europarlamentarios solicitan a los países europeos que tomen una decisión al respecto antes de 2021.

Ahora es el turno de cada país, que debe pronunciarse sobre el horario estacional único. Desde Lisboa las autoridades del país ya han comentado que Portugal seguirá cambiando la hora como de costumbre y siguiendo las indicaciones del Observatorio Astronómico de Lisboa. España no se decide aún, los expertos no llegan a un acuerdo conjunto y por el momento se mantiene al margen de las conversaciones. Aun así, cada país seguirá siendo libre de decidir el huso horario que más le convenga, sin consecuencias dentro de la Unión Europea.

Algunos expertos critican que el cambio de hora estacional es necesario para adaptar la actividad humana al invierno y el verano, y que no realizarlo esto afectaría a la salud y el desarrollo de una rutina estable. Otros hablan de la invariabilidad del día a día. Ahora solo queda esperar a los resultados y atenerse a una decisión que en dos años podría cambiar muchas vidas.

Rodrigo Fernández

Periodista y futuro antropólogo. Información multimedia y nuevas tecnologías para comunicar. Política internacional y cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.