¿Cómo afecta a los teléfonos móviles Huawei el veto de Google?

Logo Huawei

Huawei ha sufrido hoy uno de los mayores varapalos de su historia, y lo ha experimentado cuando se encontraba en uno de los momentos más dulces: convertida en el tercer fabricante de telefonía móvil que más dispositivos vende en todo el mundo y en líder en el mercado español, tras haber sobrepasado a Samsung a finales del año pasado.

Los propietarios actuales de un teléfono móvil Huawei dejarán de tener acceso a las actualizaciones de Android

Y es que Google ha roto relaciones comerciales con Huawei, suspendiendo todos los negocios que requieran la transferencia de productos de hardware y software con la compañía, lo que ha hecho saltar todas las alarmas y hace preguntarse a los cientos de millones de propietarios de teléfonos de la marca china en todo el mundo (sólo en 2018 vendió 203 millones de terminales) qué ocurrirá con sus dispositivos a partir de ahora.

Lo primero de todo sería llamar a la calma, pues se ha producido cierta desinformación en torno al asunto. No es cierto que aquellos que posean un dispositivo móvil Huawei tendrán que dejar de usarlo, pero sí que tendrán restringido su uso en cierta manera.

Google ha confirmado que dejará de dar soporte a los dispositivos de Huawei en el futuro. Es decir, estos no podrán emplear el sistema operativo móvil de la compañía ni tendrán actualizaciones de seguridad, ni acceso a las tiendas de aplicaciones… pero eso afectará a los móviles que se fabriquen a partir de ahora si las compañías no llegan a un nuevo acuerdo.

¿Qué pasará con los teléfonos Huawei que ya tienen los usuarios? Google ha confirmado que podrán seguir teniendo acceso a la Play Store, con lo cual, podrán seguir descargándose aplicaciones como hasta ahora y actualizar las que ya posean, entre ellas Gmail, YouTube…. El principal problema es que no tendrán acceso a las actualizaciones del software.

Esto les sitúa en un problema grave, puesto que los usuarios no tendrán acceso ni a las nuevas funcionalidades que se lancen para Android ni tampoco a los parches de seguridad que les protejan ante futuras vulnerabilidades. Es decir, su móvil va a seguir funcionando perfectamente pero quedará desprotegido, lo que puede provocar que, a la larga, el funcionamiento se vea también afectado.

Además, quedarán «atrapados» en la versión actual del software. Algunas aplicaciones se van a actualizando también y dejan de lado el soporte a sistemas operativos antiguos por lo que, llegado el momento, podrían dejar de funcionar en los dispositivos Huawei. Es lo que ha ocurrido recientemente por ejemplo con WhatsApp y un buen número de móviles en los que dejará de funcionar.

Esta situación supone un auténtico varapalo para la compañía, pues los usuarios no van a querer disponer de un dispositivo móvil que no incluya las últimas actualizaciones en software. A medio plazo, muchos de los que poseen en la actualidad un móvil Huawei acabarían cambiándose a otras compañías y adquiriendo un nuevo modelo.

Los dispositivos Huawei sí que podrán utilizar productos y actualizaciones de seguridad que estén cubiertos por licencias de código abierto, pero lo cierto es que las novedades tardan en desarrollarse en código abierto y los propietarios de un móvil Huawei quedarían relegados a un segundo plano.

Todo esto afecta de esta manera a quienes ya tengan un dispositivo móvil Huawei. La situación se torna más negra para quienes lo pudieran adquirir en un futuro, puesto que éstos usuarios ni siquiera tendrán acceso a Google Play, es decir, no podrán descargar y emplear en su teléfono móvil las apps más populares.

Esto sí que supone un problema gravísimo y a Huawei se le plantea un problema difícil de resolver. La opción B, en la que la compañía ya trabaja desde hace meses y que no querría tener que emplear, es la de dotar a sus teléfonos móviles de su propio sistema operativo.

Esto es una apuesta muy arriesgada, puesto que tendrían que convencer a los desarrolladores de aplicaciones de que, además de crear sus apps para iOS y Android, las creasen para el sistema operativo de Huawei, que podría llamarse Kirin. La estrategia ya le salió mal a Microsoft con Windows Phone o a Nokia con Symbian, sistemas operativos móviles que no triunfaron, entre otros motivos, porque el número de apps disponibles en sus tiendas de aplicaciones era sensiblemente menor que en el resto, ya que los desarrolladores no invirtieron esfuerzos ni recursos para crearlas.

Si no existieran aplicaciones móviles suficientes o de uso común para el sistema operativo de Huawei, los usuarios acabarían por no comprar esos dispositivos en los que no pueden emplear sus aplicaciones favoritas.

Ante la situación, Huawei ha enviado un comunicado oficial en el que señala que “continuará aportando actualizaciones de seguridad a los modelos existentes de Huawei y Honor (la segunda marca de la compañía), así como a las tabletas, incluyendo aquellos ya vendidos y los que se encuentran en stock en el mundo”. Lo que no especifica es si ese soporte lo proporcionará la propia compañía, pues no se realizará a través de Android y Google.

Pero además, en el comunicado ya refleja que ese temido «plan B» puede ser una realidad. “Continuaremos construyendo un ecosistema de programación seguro y sostenible para aportar la mejor experiencia a nuestros usuarios», señala.

Manuel Moreno

Periodista y fundador de TreceBits. Consultor y formador en Social Media. Ponente y conferenciante. Profesor de redes sociales y periodismo 2.0. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cuatro libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

2 comentarios sobre “¿Cómo afecta a los teléfonos móviles Huawei el veto de Google?

  • el 22/05/2019 a las 08:23
    Permalink

    La frase del mes: «La estrategia ya le salió mal (…) a Nokia con Symbian, sistemas operativos móviles que no triunfaron (…)».

    Symbian no triunfó, no, es verdad, no llegó a alcanzar el 100% de cuota de mercado, no, se debió quedar como en un ¿90%? Todo un fracaso, sí señor.

  • el 22/05/2019 a las 10:25
    Permalink

    Hola Mahjong,
    Gracias por el comentario. Obviamente sí, Nokia tuvo la mayor cuota de mercado existente en la década pasada. Sin embargo, cuando apareció Android e iOS, muchos desarrolladores dejaron de crear apps para Symbian, y ese fue uno de los motivos del descenso de la compañía finlandesa. Symbian hoy es un sistema operativo que ya no se utiliza. A eso nos referimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Change privacy settings