César Muñoz : «El éxito de un programa de TV debe medirse por el uso de las redes sociales»

Cesar Muñoz TeleMadrid Extremadura

César Muñoz, reportero al que podemos ver cada tarde en «Madrid Directo» de Telemadrid y que cada noche de sábado presenta el programa «Lo que te rondaré» en Canal Extremadura, asegura comportarse de la misma manera en las redes sociales que en la vida real. Cercano y directo, considera que en la red tendría que haber «menos ataques y más aportación de ideas», aunque reconoce que, para él, las redes sociales son una fuente de inspiración, «un patio de vecinos» del que se puede extraer muy buen contenido y también, por qué no, momentos divertidos.

-César, ¿Cómo crees que Internet y las redes sociales han cambiado el ejercicio del periodismo?

A los periodistas de mi generación nos vendieron internet como una herramienta de comunicación poderosísima pero nos formaron de forma muy analógica. Yo creo que nunca pensamos que íbamos a enfrentarnos a tantos bulos y a tantas ‘fake news’ como estamos haciendo. Es tiempo de desinformación y los periodistas tenemos que hacer un esfuerzo extra para poder hacer nuestro trabajo de la manera más honesta y veraz.

Cuando surgió Twitter se hablaba de “democratización de la información” ¿Ahora estamos de acuerdo con esa definición? Absolutamente no. Tienes que hacer un esfuerzo muy grande a la hora de cribar tu mundo virtual: saber por dónde te informas es crucial no solo para conformar una opinión sobre un determinado tema sino también para tu salud mental, porque a veces se ven unas cosas… De todas maneras, bien utilizadas, las redes sociales son una fuente de inspiración; es un patio de vecinos que, si sigues a las personas adecuadas, puede generarte mucho contenido (y algunas risas).

-¿Y cómo no deberían haberlo cambiado nunca? ¿Cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos como informadores?

¡A muchísimos! Por seguir con el ejemplo de Twitter, si mi padre se creara un perfil y empezara a seguir a personas al azar, es probable que diera la misma importancia a un periodista riguroso que a una persona (o bot, ¡quién sabe ya a estas alturas!) o a una cuenta que suelta una media verdad o un dato falso y lo convierte en una verdad absoluta. Se lo terminaría creyendo. Y contra esto no se puede competir. Es una batalla perdida.

Por ponerte un ejemplo tonto pero que me ahorra mucho tiempo en redes sociales: jamás discuto con perfiles que se esconden en el anonimato de una foto borrosa o muchas banderas de las que estén de moda en ese momento. En la calle ejerzo mi oficio con personas reales. Y en la red, también.

Creo que cada tuit que escribimos nos define. Es mejor pensar y releer tres veces un tuit a publicarlo en caliente

-¿De qué manera empleas tú las redes sociales?

Yo las empleo de manera muy distinta. En Twitter hablo de tele, política y tengo feedback con los espectadores. En Instagram ya el postureo se dispara y creo que es la que últimamente más utilizo. LinkedIn la tengo muy descuidada, a mi personalmente se me ha quedado obsoleta. Facebook también pero lo que escribo y comparto es contenido muy personal y lo tengo con los máximos ajustes de privacidad, hasta con otro nombre. Aquí sí me posiciono mucho más de lo que lo hago en Twitter. Aquí no hace falta que hablemos de Tinder, ¿no? 😛

-¿De qué forma te ayudan a estar más en contacto con los espectadores?

-¡Claro! Todas las semanas respondo a muchos mensajes de gente que te arropa con su cariño y que también te propone reportajes de su barrio, alguna denuncia vecinal, etc. Es genial poder tener ese intercambio de opiniones y creo que te ayuda a ir mejorando día a día. Por la calle también, pero por privado en redes sociales he llegado a leer cosas muy bonitas y muy bien argumentadas sobre algún que otro reportaje.

-¿Tienes alguna anécdota que te haya ocurrido a través de las redes sociales?

-Tengo una muy bonita. Fue durante el WorldPride que retransmitimos en Telemadrid. Una persona nos siguió en la mayoría de los especiales. Nos veía y me escribió un par de veces. Lo notaba un poco nervioso pero contenido. Estaba descubriendo muchas cosas a través de nosotros, una normalización de la que nunca había disfrutado. La última vez que me escribió me contó que le habíamos dado fuerza para contárselo a su familia. Llevaba toda la vida en silencio. Y ya pasaba los 40. Fue un mensaje muy emotivo.

-¿Cuál es tu red social favorita?

-Soy fiel defensor de Twitter y de Instagram. Este último con su algoritmo, quizá, está desvirtuando el contenido en los últimos meses pero me sigue resultando atractivo y divertido. Paso mucho tiempo mirando publicaciones y subiendo contenido propio, cebos de «Lo que te rondaré» y «Madrid Directo»,… Twitter lo sigo utilizando para informarme.

-Los usuarios nos enfrentamos a una realidad, y es que nadie nos ha enseñado nunca a utilizar las redes sociales, ¿qué podemos hacer? Ni siquiera a los comunicadores nos lo enseñan en la carrera….

Es un gran error que no nos formen en redes de manera solvente pero de todo se aprende. En este oficio hay que reinventarse cada día y hay que seguir apostando por las redes sociales para seguir atrayendo a otro espectador que no está acostumbrado a sentarse a ver la tele como antes.

-¿Crees que en televisión se emplean adecuadamente? ¿De qué manera se podía mejorar su uso y sacarles más partido?

Los grandes grupos audiovisuales las utilizan a la perfección. Saben cómo potenciar el ingenio de su audiencia a través de memes y contenidos que casi están realizados para la carcajada y su viralidad. De hecho, creo que el éxito de un programa debe también cuantificarse por el uso de las redes sociales. Si no estás en ellas, no existes.

Esto las cadenas autonómicas lo saben bien y están haciendo tremendos esfuerzos para convertirse y ser más digitales pero cuentan con un problema: su audiencia (en su mayoría, de avanzada edad) no tiene redes sociales y sigue utilizando la manera tradicional para informarse. Son nuevos tiempos en los que hay que hacer malabarismos para estar en todos lados

-¿Por qué crees que es importante cuidar la marca personal?

Las palabritas se las lleva el viento pero en la red… todo deja rastro

-Creo que cada tuit que escribimos nos define. Por ello debemos cuidarlas aunque yo no lo haga mucho. Es mejor pensar y releer tres veces un tuit a publicarlo en caliente. Todos tenemos muchos sentimientos primarios al escuchar declaraciones, injusticias o noticias pero tengo y todos deberíamos tener la cabeza fría al postear porque un mal tuit en el futuro puede buscarte las cosquillas. Yo creo que tengo más de 20.000 desde que era estudiante. Me sorprendería hasta yo de alguno de ellos pero hay que verlo todo en perspectiva. Si me preguntas cómo definirme no sabría qué decirte. Yo lo único que intento en mi trabajo en la tele y en redes es mostrarme como soy. Soy un tío muy normal y cercano… ¡Espero que se me vea así!

-¿Pueden ser una vía para conseguir un empleo?

-Completamente. Yo he conocido a un montón de profesionales por medio de Twitter que me han facilitado muchas cosas. Cultivar algunas relaciones profesionales desde la universidad puede ser muy beneficioso para el futuro de muchos estudiantes. Yo he recibido algunas ofertas de curro, de castings por Twitter… ¡incluso esta entrevista!

-¿Qué consejo darías a los estudiantes de periodismo/futuros periodistas?

-Tengo una hermana que está estudiando segundo de una carrera que nada tiene que ver con periodismo. Su generación usa de manera compulsiva las redes. Tienen perfiles en plataformas que ni conozco y se exponen sobremanera. Antes, la tecnología no era tan avanzada y las cosas se iban borrando de Messenger (joder, qué viejo me siento), de Fotolog,… ahora estamos siendo y seremos esclavos de las publicaciones menos reflexionadas.

Esto podría ser clave para muchos estudiantes según van variando los procesos de selección. Muchos estudiantes son muy haters, criticones, se meten en unos ‘fregaos’ que piensas: ¿qué necesidad? A la red hay que añadir argumentos a un debate. Menos ataques y más construcción de ideas. Más te vale no meterte en temas polémicos o de los que no controlas a abrir la boca y confirmar tu ignorancia. Las palabritas se las lleva el viento pero en la red… todo deja rastro.

Manuel Moreno

Periodista y fundador de TreceBits. Consultor y formador en Social Media. Ponente y conferenciante. Profesor de redes sociales y periodismo 2.0. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cuatro libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.