Facebook cambia el algoritmo para esconder contenidos sensacionalistas sobre salud

Logo de Facebook

La guerra contra la desinformación continúa y Facebook ha dado otro paso al respecto. Tras varios meses recibiendo reclamaciones que le acusaban de negligencia al no filtrar publicaciones antivacunas, finalmente la red social ha decidido tomar medidas.

Facebook ha reducido la difusión de bulos sobre la salud utilizando el mismo sistema que implementa para evitar las publicaciones con clickbait

Facebook ha cambiado el algoritmo que ordena los contenidos que se muestran a cada usuario durante el mes de junio para reducir la aparición de las publicaciones sobre salud que sean «exageradas o sensacionalistas».

Unido a esto, Facebook también ha añadido una variable en el algoritmo para tratar de esconder todas aquellas publicaciones que promuevan la venta de productos y/o servicios de salud que no sean aprobados por la ciencia, como pastillas para adelgazar, remedios que ofrecen soluciones milagrosas, etc.

Para realizar esta especie de purga digital, Facebook ha utilizado el mismo sistema que emplea para evitar la proliferación de publicaciones con clickbait. Para ello, la red social busca palabras o frases comunes en este tipo de publicaciones y las utiliza para analizar nuevas publicaciones y predecir si están desinformando a los usuarios.

De tal forma, si el algoritmo reconoce muchas similitudes entre las publicaciones marcadas como desinformativas y las nuevas publicaciones encontradas, estas últimas no aparecerán con tanta frecuencia en la página inicial de cada usuario.

A pesar de que esta actualización en la plataforma es bastante reciente, muchos usuarios llevaban meses solicitando a Facebook que tomara acciones inmediatas. Esto se debe a que la proliferación de contenido dañino en la plataforma ya no solo se extiende a grupos terroristas o movimientos que incitan al odio, sino que está comenzando a tener una repercusión importante en las conversaciones sobre salud.

Un ejemplo de ello es que recientemente se descubrió la circulación de una publicación que promovía la ingesta de cloro para «curar» el autismo infantil. Dicha publicación fue compartida en varios grupos privados de Facebook, y es solo una de las múltiples informaciones falsas que podrían estar poniendo en riesgo la salud de los usuarios.

Por el momento la medida tomada por Facebook es un paso en positivo para mejorar la salud de las conversaciones en la plataforma. Sin embargo, solo el tiempo dirá si los cambios realizados son lo suficientemente efectivos para frenar el poder de proliferación de los bulos y el contenido sensacionalista en torno a los temas de salud.

Diana Cid

Periodista interesada en tecnología, cultura y verificación digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.