Acusan a PornHub de beneficiarse de la «porno venganza»

Pornhub

La «porno venganza» es el término que se utiliza para definir una situación en la que se suben a Internet fotos o vídeos sexuales de una persona sin su consentimiento. En la mayoría de los casos, estos archivos son distribuidos como forma de venganza por una ex pareja o por un tercero en caso tal de que el material se haya filtrado, para solicitarle dinero a cambio o, simplemente, para hacerle sentir mal.

Porhub asegura que ellos condenan la pornovenganza y eliminan estos vídeos apenas es notificada la situación.

En la actualidad, la plataforma para adultos PornHub, que alberga gran cantidad de material erótico y pornográfico subido por los usuarios, ha sido denunciada por un grupo de activistas y víctimas, que la acusan de beneficiarse de esta mala práctica y permitir en su plataforma este tipo de vídeos «por venganza». Kate Isaacs, miembro de la campaña #NotYourPorn, asegura que los vídeos de pornovenganza son subidos en la plataforma con la etiquetas «amateur» o «hecho en casa» y que la compañía no hace nada por retirarlos.

Al hecho de que PornHub presuntamente no elimina de su plataforma el material que ha sido denunciado por ser contenido vengativo, se suma además que la compañía se esté beneficiando de ello al mostrar anuncios junto a estos vídeos, aumentando así de sus ingresos por publicidad.

Por su parte, Porhub asegura que condena la pornovenganza y elimina estos vídeos apenas le es notificada la situación. Según la compañía, además, posee un software que escanea cualquier contenido nuevo subido a la plataforma y elimina los no autorizados en el pasado, para que el vídeo original denunciado no retorne a la plataforma.

Los casos de pornovenganza son cada vez más comunes. Como ejemplo, este año en Argentina se ha desarrollado uno de los primeros juicios que condenan a un persona por haber difundido vídeos sexuales sin consentimiento de la persona involucrada. En este orden de ideas, es importante destacar que otras plataformas sociales como Twitter sí prohíben las fotos de contenido sexual por venganza de forma expresa y Facebook e Instagram también han tomado medidas contra la «porno venganza».

Indudablemente es relevante señalar que una de las formas mas eficaces para no sufrir la «porno venganza» es evitar compartir imágenes comprometidas y tratar el sexting como una práctica sexual arriesgada, aunque los usuarios por supuesto están en su derecho de disfrutar de la manera que deseen, pero han de conocer que es una actividad que no está libre de peligros si el contenido no cae en buenas manos y llega a parar a personas con malas intenciones.

Mariangel Massiah

Con licencia para comunicar. Creadora de contenido. Locución. Comunicación digital y corporativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.