Por qué las empresas que crean contenido para Instagram pueden ser un problema

Imagen Instagram

Instagram es una red social que destaca por el crecimiento que ha tenido en los últimos años, aumentando a razón de más de 100 millones de usuarios al año. En la actualidad, posee más de 1.000 millones de usuarios activos al mes y cada día 500 millones de usuarios suben Stories a la plataforma.

Empresas de Estados Unidos y Canadá invirtieron más de 373 millones de dólares en publicidad en el primer trimestre de 2019 para que su marca fuese promocionada por un influencer.

Al mismo tiempo, su crecimiento comercial es indudable. El 80% de los usuarios utiliza Instagram para decidir antes de comprar un producto o servicio. Todo este escenario ha creado una agresiva economía publicitaria que pone en riesgo la prevalencia del contenido no intencionado en la plataforma, que desde un principio ha sido lo más atractivo y lo que ha llevado a Instagram al éxito: la naturalidad de ver la vida diaria de otras personas.

En este sentido Instagram ha pasado de ser una red social donde los aficionados compartían imágenes a una plataforma sofisticada de patrocinadores e influencers, donde detrás de cada «estrella de Instagram» se genera un auténtico negocio de contenidos y seguidores.

Los influencers muestran a los usuarios lo que realmente desean ver, por ejemplo, según el Instagram Engagement Report 2018, a la gente le encanta ver contenido relacionado con ropa, zapatos y maquillaje sobre todo… pero además, les muestran lo que las empresas quieren que les muestren (y pagan por que se lo muestren)

Muchas compañías utilizan el contenido como un negocio  y se dedican a atraer anunciantes y proporcionarles un menú de planes de publicidad personalizados para su relación con influencers en Instagram. Cualquier agencia de Social Media, por pequeña que sea, cuenta con varios clientes a los que, posiblemente, preparan varios contenidos al día (Stories, publicaciones tradicionales…). Es decir, la naturalidad se va perdiendo en favor del contenido «intencionado».

Tanto es así que algunas publicaciones dejan de ser «naturales» en Instagram para convertirse en auténticas campañas publicitarias. Esto se aleja de los usuarios y los considera clientes. En este contexto, se entiende Instagram como una «máquina de hacer dinero» y se justifican prácticas ilegales como la compra de seguidores o «me gustas».

Sin embargo, proteger «el bienestar de Instagram» y esa naturalidad por la que fue creada es indispensable para Facebook. En 2012 Facebook adquirió Instagram –porque temía a Twitter– y para hacerse fuerte en móvil pagando 1.000 millones de dólares. Actualmente Instagram representa el 22% de los ingresos totales de Facebook y la compañía no se puede permitir que los usuarios dejen de percibirla como una plataforma natural.

Para tratar de mantenerla, Instagram elimina cuentas que no cumplen con sus normas de uso o se plantea esconder los «me gusta». No puede permitir que la desinformación se apodere de la plataforma y la protección de la privacidad es otro de sus principales retos. Pero uno no menos pequeño es el luchar contra las empresas que generan contenido «intencionado» en masa.

Mariangel Massiah

Con licencia para comunicar. Creadora de contenido. Locución. Comunicación digital y corporativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.