‘Sadfishing’: ¿Está de moda mostrar desgracias en redes sociales?

Joven triste

Mientras que las redes sociales se han caracterizado tradicionalmente por ser un hervidero de mostrar vidas felices al mundo, la tendencia ha ido cambiado hacia el polo opuesto y ahora el llamado Sadfishing se va perfilando como una nueva tendencia.

Para los influencers, anunciar que se va a desvelar un gran problema, puede servir de cebo para atraer mayor atención

Muchos de los grandes influencers y famosos en general han pasado a exagerar sus desgracias en sus redes sociales con el objetivo de conseguir captar mayor atención de sus seguidores. Pero esta práctica, al parecer, tiene consecuencias psicológicas negativas.

Varios son los youtubers e instagramers que han publicado algún contenido dedicado a desvelar una gran debilidad o desgracia de su vida. En muchas ocasiones esa «desgracia» no es para tanto y solo se usa de cebo para atraer las miradas. Muchos usuarios comunes, sobre todo adolescentes, han comenzado a imitar esta práctica y esto, al mismo tiempo, lleva a banalizar lo que sucede con aquellos que realmente tienen problemas graves y deciden compartirlos para obtener apoyo, de acuerdo con el último estudio de Digital Awareness UK (DAUK) de la mano de HMC.

Esta agencia, cuyo objetivo es promover el uso responsable y seguro de las tecnologías, ha entrevistado a 50.000 jóvenes británicos de entre 11 y 16 años, gracias a las que pudo saber que un tema que preocupa a estudiantes y también a sus profesores, es que muchos adolescentes que comparten algún problema emocional en sus redes sociales con sus seguidores en ocasiones son tachados de usar las técnicas del Sadfishing para llamar la atención. Y, por ello, en lugar de empatía y apoyo, lo que reciben son críticas.

En el mes de enero, Kendall Jenner, reconocida influencer por excelencia, comentó en una publicación que estaba lista para compartir con el mundo su «historia más cruda». Incluso su madre, Kris Jenner , también muy popular, compartió en Instagram que estaba muy orgullosa de su hija por ser «tan valiente» por lo que iba a contar y advirtió a sus fans que debían «prepararse para conmoverse». Finalmente este adelanto resultó ser un cebo para atraer la atención a la hora de anunciar un nuevo acuerdo firmado con una empresa de cremas. La historia triste que desveló la modelo es que tiene acné y lucha contra él.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

While there are much bigger problems happening in the world, suffering from acne for me was debilitating. It’s something that I’ve dealt with since I was a young teen and has caused me to feel anxious, helpless and insecure. As humans, I don’t think we share our insecurities enough because we live in a time where being “perfect” is the standard. We curate our life online and pick the pretty moments to post. I’d like to show a younger generation that not everything is perfect. Being insecure about my acne gave me thick skin but I wouldn’t ever wish that feeling upon anyone so after trying countless options, I found something that has been helpful in maintaining clear skin for me. It’s been a long journey but I’m excited for where my skin is now. I didn’t think I’d see the day where I would feel confident posting a makeup free picture. My goal is to open up a dialogue around skin positivity. ❤️

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el

Esta práctica se ha popularizado, de acuerdo con el mencionado instituto, y parece que se podría imponer como una nueva tendencia también de marketing. Al fin y al cabo fue ya usada con éxito por dos de las grandes expertas en conseguir popularidad en redes sociales, las Jenner.

Los influencers necesitan de técnicas varias para atraer la atención de los seguidores y, al mismo tiempo, de los anunciantes. Y esas técnicas no siempre son del todo limpias. De hecho, un informe publicado a finales de 2018 señalaba que una de cada dos campañas con influencers son una estafa y que uno de cada cuatros seguidores de un influencer son falsos.

Bárbara Bécares

Periodista y amante de la comunicación en todas sus formas. Mis dos principales especialidades son las tecnologías y los derechos humanos. Parece que son temas muy dispares, pero en la práctica no tanto.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información sobre protección de datos

    • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
    • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
    • Legitimación: Consentimiento del interesado.
    • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de HOST EUROPE IBERIA S.L.U. (proveedor de hosting de TreceBits. HOST EUROPE IBERIA S.L.U. está ubicado en UE, en España un país cuyo nivel de protección son adecuados según la Comisión de la UE. Ver política de privacidad de HOST EUROPE IBERIA S.L.U.
    • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@trecebits.comasí como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.