Qué hacer si Gmail no funciona: errores más comunes y cómo resolverlos

Gmail cambiar temas

Gmail, el popular servicio de correo electrónico de Google, puede sucumbir en alguna ocasión a algún tipo de fallo, y algunos de ellos tienen remedio o, al menos, modo de conocer qué está funcionando mal. A través de los siguientes consejos puede descubrirse qué es lo que ha dejado de funcionar adecuadamente y, en algunos casos, incluso remediarse.

Algunos problemas de funcionamiento de Gmail pueden solucionarse por el propio usuario

-Problema de funcionamiento de la propia plataforma de Gmail: En lenguaje llano, «Gmail se ha caído«, una interrupción de servicio contra la que el usuario individual poco puede hacer y que, dependiendo de la circunstancias, puede suponer que el correo electrónico deje de estar operativo por unos minutos o incluso durante varias horas.

Esa primera comprobación pasaría por visitar la propia web donde Google informa puntualmente de las incidencias y posibles interrupciones de servicio, desde el Panel de Estado de Google Workspace, el conjunto de herramientas en la Nube de Google, donde se ofrece información sobre todos los servicios online (Class, Docs, Calendar, Drive…) y se incluyen enlaces de acceso al servicio online de asistencia técnica. Una vez verificado que el problema no es de la propia Google habrá que pasar a comprobar otras posibilidades.

-Funcionamiento de la conexión a Internet: Aquí puede haber una doble vía de investigación: problema local o remoto. En el primer caso la solución puede articularse en primera persona si se refiere a algún problema con el router, pero si depende del operador de acceso a Internet de nuevo la respuesta depende de un actor ajeno y habrá que consultar con el mismo y dar cuenta de la incidencia. Una última motivación podría estar en algún fallo de funcionamiento o configuración del propio dispositivo, por lo que tocaría reiniciarlo o actualizarle el sistema operativo.

-Ralentizaciones en el funcionamiento o problemas al cargar los contenidos: Un primer método de comprobar la razón para el fallo pasaría por verificar si se está accediendo desde un navegador de Internet que no sea el habitual, y en su caso si en dicho navegador están instaladas las últimas extensiones y, por supuesto, si se cuenta con la última versión actualizada del navegador.

-Problemas con las extensiones del navegador: En el caso de las extensiones puede suceder que alguna sea la causa de los problemas, por lo que se aconseja ir desactivándolas individualmente y, tras activarlas una a una, verificar si una de ellas ocasiona los problemas de funcionamiento de Gmail. Un truco sencillo para efectuar una comprobación de conjunto en este apartado pasa por acceder a Gmail en modo de navegación privada o de incógnito, lo que prescindirá de todas las extensiones. Si con esta opción el funcionamiento es el adecuado ya se puede tener una pista importante de que hay alguna extensión que está ocasionando los problemas.

-Cookies y caché: En caso de una excesiva presencia de cookies en el navegador puede solucionarse de forma tan sencilla como vaciar la caché. En lo referente a las cookies y JavaScript hay que comprobar que estos estén habilitados, puesto que Gmail necesita que lo estén. De hecho el indicio determinante en este sentido estaría en el mensaje «La función de cookies de su navegador está desactivada. Actívela» que pudiera aparecer al acceder mediante el navegador a la web de Gmail. Para activar los JavaScript, y dependiendo del navegador empleado, habrá que acceder a través del menú a la configuración de Privacidad y Seguridad, donde se activan las cookies.

-Problemas de acceso a la cuenta: Para facilitar el acceso el navegador puede almacenar la constraseña y añadirla de forma automática (algo recomendable sólo en equipos de uso personal, estando completamente desaconsejado en equipos de uso compartido). Los distintos navegadores suelen incorporar esta opción de autocompletado o autoguardado de la contraseña, pero según los casos al borrar la caché también puede eliminarse la información que permite acceder a la cuenta sin tener que añadir nombre de usuario y contraseña.

-Cuenta suspendida o eliminada: Si se recibe este mensaje de error al tratar de acceder a la cuenta de correo electrónico en Gmail habrá que proceder a solicitar una revisión para que se restaure dicha cuenta, que puede haber quedado suspendida o inhabilitada por distintas causas. En cada caso se mencionará la razón en el mensaje de aviso, aunque hay casos en los que no podrá recuperarse si la razón tiene que ver con uso de identidad falsa, spam o piratería.

-Contraseña olvidada: Gmail permite recuperar el acceso a la cuenta de quienes se hayan olvidado la contraseña enviando un correo de recuperación a una dirección alternativa de correo electrónico o bien mediante un mensaje de texto al número de teléfono móvil que se haya indicado al dar de alta la cuenta. También puede suceder que no se haya olvidado la contraseña sino que alguien la haya modificado, por lo que la dirección de email alternativa deberá estar accesible sólo por el usuario o bien emplear el número de teléfono móvil personal.

-Error 502: Finalmente este mensaje de error que en ocasiones aparece en pantalla anuncia un fallo temporal relacionado con la cuenta y que suele solucionarse en unos segundos, por lo que no habría que hacer nada más que dejar pasar un tiempo antes de reintentar el acceso a Gmail.

Antonio Rentero

Comunicador especializado en tecnología y cine. Jurista especializado en protección de datos. Curioso especializado en prácticamente todo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    • TreceBits te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Manuel Moreno Molina (TreceBits) como responsable de esta web.
    • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto.
    • Legitimación: Consentimiento del interesado.
    • Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround Spain S.L. (proveedor de hosting de TreceBits). SiteGround Spain S.L. está ubicado en la UE, cuyo nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround Spain S.L.
    • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.