Por qué tomar un microcrédito y cómo contratarlo

Si necesitas realizar una pequeña reforma en casa, si quieres comprar un regalo o simplemente marcharte a esas merecidas vacaciones, es posible que estés contemplando la idea de solicitar un préstamo y quizá no sabes cómo hacerlo.

En los últimos años, gracias a las facilidades que proporciona Internet, se ha producido un repunte considerable de los microcréditos, gracias a lo fáciles que son de solicitar y a lo rápido que se conceden.

El no tener que realizar trámites engorrosos ni soportar trámites burocráticos como en una oficina bancaria tradicional son dos de los principales motivos que responde a la pregunta de por qué tomar un microcrédito. Se trata de un préstamo online de pequeña cuantía -suele rondar entre los 60 y los 500 euros- que ofrece una entidad de carácter financiero y que se pueden pedir fácilmente por Internet.

Para solicitarlos, los pasos suelen ser los mismos que los que se siguen ante una entidad bancaria, y suelen tener muchos menos requisitos. Con residir en España y ser mayor de edad, sin tener grandes deudas, y demostrando que se tienen ingresos regulares, se puede acceder a un microcrédito online, una solución idónea para afrontar imprevistos y aquellos gastos para los que no se tiene un ahorro reservado.

También será necesario presentar el DNI y consignar una dirección de correo electrónico o número de teléfono móvil. Si estás en ASNEF o un fichero de morosos, puede que tengas más complicado acceder a un préstamo bancario, pero gracias a las condiciones más flexibles de los microcréditos, encontrarás entidades que sí te ofrezcan financiación.

De hecho, tampoco hay que presentar ningún tipo de aval para solicitar uno de estos préstamos, ya que para ofrecer más facilidad a los clientes, las entidades que los proporcionan sólo requieren que se demuestre recibir ingresos recurrentes, nada más.

Como ves, gracias al mundo digital, solicitar uno de estos préstamos se puede realizar de forma rápida y sencilla, permitiendo que te olvides de burocracia, sin obstáculos y sin plazos de solicitud muy amplios.

Tan sólo tendrás que indicar la cantidad de dinero que quieres solicitar y el plazo de devolución deseado. Sólo tendrás que cumplimentar un breve cuestionario con tus datos personales y darle a enviar. Lo normal es que recibas una respuesta inmediata, ya sea a través de correo electrónico o de SMS.

Si la solicitud ha sido aceptada, se te enviará también un código de verificación y dispondrás del dinero en menos de 15 minutos o en un par de dias, dependiendo de la entidad, pero todo sin tener que hacer frente a engorrosos trámites.

La particularidad de estos préstamos, y lo que los hace más atractivos, es la rapidez de su tramitación. Al final, suelen solicitarse para compras inmediatas o imprevistos, por lo que no tiene sentido un proceso de trámite que dure semanas, ya que entonces no se solicitarían.

Cabe destacar que igual que una persona física puede solicitar este tipo de micro créditos, también una pequeña empresa o pyme podría tomar un microcrédito. Generalmente, los requisitos y procedimientos para solicitar uno son los mismos para una pyme que para cualquier otro tipo de persona física.

Como ves, gracias a los avances de la tecnología hay entidades de tipo financiero que pueden adaptarse a las necesidades de los usuarios y ofrecer soluciones económicas a sus problemas e imprevistos de forma fácil y rápida. Tomar un mini crédito no te llevará más de unos minutos. Lee siempre las condiciones de contratación y elige la mejor entidad para suscribirlo y disfruta de forma rápida de ese dinero que te hace falta.

Redacción

La redacción de TreceBits está formada por un conjunto de profesionales de la información especializados en Redes Sociales, Internet y Periodismo 2.0