Así es el «pasaporte» obligatorio para acceder a páginas porno en España

certificado digital

Acceder a páginas web porno y para adultos en España no va a ser cosa de pulsar un botón, sino que va a implicar una serie de pasos más para verificar la identidad del internauta. El Gobierno de España llevaba meses buscando un sistema de verificación de la mayoría de edad a la hora de accede a contenidos para adultos en Internet y acaba de presentar la solución escogida. Sin duda, traerá cola y no va a gustar a muchos internautas.

Se trata de un «carnet digital» que se podrá obtener identificándose con el DNI electrónico o el certificado digital. Una vez que se comprueba la veracidad de los datos y que la persona tiene más de 18 años, se le proporciona este «bono digital autorizado», que le permite acceder hasta en 30 ocasiones a contenidos pornográficos y para adultos en Internet.

Este «carnet digital» podrá usarse hasta tres veces dentro de la misma plataforma online y tendrá una validez de 30 días. Una vez expire, podrá solicitarse otro volviendo a identificarse con el DNI electrónico o el certificado digital, pudiendo solicitarse antes si se acabaran antes.

Según ha señalado el ministerio para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escribá, la medida sólo será vigente en el ámbito español y para los residentes que viven en España.

En un primer momento, se obligará a que soliciten la credencial a las plataformas digitales con sede en España, pero se quiere extender también a otras plataformas -desde redes sociales a aplicaciones de mensajería- que tengan su sede central en Irlanda o incluso fuera de la Unión Europea, si tienen contenidos para adultos.

El «carnet digital» se incluirá dentro de la denominada «cartera digital española«, a la que se podrá acceder a través de una app móvil cuando esté disponible, según el Gobierno, para finales de julio. De funcionamiento similar a la actual «Mi carpeta digital», en ella se incluyen documentos como el certificado de empadronamiento, el certificado de nacimiento o las titulaciones académicas obtenidas por el usuario.

Junto a toda esa información, se incluirá la credencial digital a aquellas personas que lo soliciten, que será totalmente anónima y que se desbloqueará con un patrón digital -huella o reconocimiento facial- o una contraseña)En ella no se especificará nombre ni dirección del usuario ni ningún otro dato personal, sino que estará compuesta por una letra, la letra K, que servirá para identificar que esa persona es mayor de edad y que, por tanto, puede acceder a páginas web y contenidos online para adultos.

Una vez solicitada la credencial y aprobada, el sistema emite un pack de 30 credenciales de mayoría de edad. Estas tendrán una validez de 30 días para minimizar el riesgo y el uso fraudulento, así como para impedir que las plataformas digitales puedan cruzar datos y trazar patrones de comportamiento de los usuarios o identificarlos de algún modo.

A partir de entonces, cuando se visite una de las páginas web de contenidos para adultos incluida en la «lista blanca» del Ministerio (donde se recogerán todas aquellas que cuentan con un sistema de verificación de edad aprobado), se le proporcionará un código QR. Al leerlo con su teléfono móvil, se certificará que se cuenta con la credencial de mayoría de edad y se podrá acceder al portal con contenido para adultos.

Este sistema, que en teoría pretende proteger la privacidad y evitar que menores de 18 años puedan acceder al contenido para adultos, ya está generando preocupaciones con respecto a su funcionamiento. A pesar de que, según fuentes del Ministerio de Transformación Digital, la credencial no se almacena en los servidores de la Administración, sino que queda en el propio teléfono, hay quien asegura que no es así.

Por ejemplo, hay que tener en cuneta que la Administración si sabe quién ha solicitado la credencial -puesto que se le identifica con su DNI electrónico- y cuántas veces la ha solicitado, o si ha renovado los bonos. Esa información, en teoría asegurada por la Administración, de filtrarse o ser objeto de un ciberataque expondría a los usuarios que consumen contenidos para adultos y se sabría en qué cantidad lo hacen.

Manuel Moreno

Periodista y director de TreceBits. Experto en Redes Sociales, Internet y Tecnología. Formador y conferenciante. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cinco libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.