China levanta el veto y permite el lanzamiento de nuevos vídeojuegos

Censura China

En China, la censura se extiende a todos los rincones de la vida digital. No solo afecta a búsquedas de ciertos términos en Internet (como «Taiwán» o «Plaza de Tiananmén») ni a ciertas páginas web y redes sociales occidentales como Google -que incluso ha trabajado en un buscador específico para China- Twitter o Facebook. Los contenidos audiovisuales, entre los que se incluyen los vídeojuegos, también han de pasar la inspección del Gobierno de Beijing antes de llegar al público.

Tras casi un año sin recibir nuevos juegos online, el Gobierno chino ha levantado el bloqueo y ha permitido la publicación de 80 juegos online

Los más de 1.300 millones habitantes de China, convierten al país asiático en el mayor mercado digital del mundo. En lo que respecta a vídeojuegos, no es una excepción, ya que la sociedad china se está digitalizando a pasos agigantados y cada vez está más acostumbrada al ocio electrónico.

Pero la ya mencionada censura no lo pone fácil. Durante 2018, la aprobación de nuevos vídeojuegos se había congelado. El sábado pasado, después de casi un año sin nuevos «admitidos» en la lista blanca de Beijing, se aprobó el lanzamiento de 80 juegos online que habían estado parados debido al escrutinio de las autoridades.

Curiosamente, entre los títulos aprobados para su distribución, no figura ninguno de Tencent,  la mayor empresa China dedicada a, entre otras cosas, el mundo de los vídeojuegos y el ocio electrónico. Es propietaria, entre otros, de la app de mensajería instantánea WeChat.

¿Los motivos de la censura? Las autoridades chinas se suelen escudar en que los vídeojuegos que censuran son demasiado violentos e incluso que pueden provocar miopía y adicción entre los jóvenes. La realidad tiene más tintes políticos. Las empresas, sabiendo el potencial del mercado chino, a menudo desarrollan versiones especiales de sus vídeojuegos para China.

Es el caso franquicias como Battlefield, actualmente en manos de Electronic Arts. Esta saga estaba completamente prohibida en China, por lo que EA tuvo que crear una versión gratuita a medida del Gobierno de Beijing para poder introducirse en el país.

China, país donde algunas redes sociales se encuentran bloqueadas, también ha visto cómo ganan popularidad apps de propaganda política e incluso para desmentir rumores.

Juan Carlos Rubio

Periodista. Especializado en tecnología y política internacional.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.