Consejos al imprimir las fotos del móvil

Consejos para optimizar las fotos del móvil para imprimirlas

Aunque tomes buenas fotos con tu móvil, esto no significa que al momento de imprimirlas luzcan totalmente nítidas, libres de ruido y píxeles molestos. Hay varios puntos que debes evaluar para garantizar un buen resultado, como el tipo de papel que emplearás para imprimir, usar el formato correcto, configurar bien la cámara, etc.

Si quieres imprimir fotos de alta calidad sin derrochar tiempo y esfuerzo, aquí encontrarás lo que debes considerar para que las imágenes se vean impecables cuando las imprimas. Así quedarán listas para colocarlas en un portarretrato o guardarlas en el álbum.

Así puedes mejorar las fotos del móvil para imprimirlas

Lleva a cabo estos consejos para mejorar la calidad de las fotos tomadas con un móvil cuando las imprimas:

– Aplica el formato adecuado: esto dependerá de lo que desees y de lo exigente que seas con la resolución de la foto. Si optas por el formato JPEG, el archivo será ligero, por lo que no ocupará mucho espacio de almacenamiento, pero perderá calidad porque la imagen se comprime, así que esto jugará en contra al imprimir una foto de tamaño mediano o con muchos detalles.

En el otro extremo tienes a tu disposición el formato RAW, que no comprime la foto para que no pierdas detalles ni resolución, pero la imagen será muy pesada, así que ocupará mucha memoria. Sin embargo, si tu meta es obtener la mejor calidad posible al momento de imprimir, no existe otra opción mejor que el formato RAW.

– Configura correctamente la cámara del móvil: primero, asegúrate de tener el ángulo correcto para que la imagen no quede mal dispuesta y logres capturar el momento. Luego, puedes retocar la iluminación ajustando el ISO para aumentar o bajar la exposición. Sin embargo, ten cuidado con esto, ya que una foto sobreexpuesta se verá borrosa y con colores opacos.

Si quieres crear un mayor contraste entre blancos y negros, una alternativa es el HDR automático de la cámara, si este hace un buen trabajo, obtendrás una acertada representación de los claroscuros. Asimismo, usa filtros que ayuden a realzar las tonalidades y a dar más vida a la imagen, aunque solo emplea filtros tenues para que la foto no quede con matices artificiales que arruinen la calidad final de esta.

Por último, recomendamos ser precavidos con la edición de fotos por medio de la IA de tu móvil, puesto que esto no siempre se traduce en mejores resultados. Es usual que la IA cree contrastes y sature los colores para que la imagen luzca perfecta en la pantalla del smartphone, pero, una vez que la imprimes, luce desmedidamente editada.

Lo mejor es que, si tienes una buena captura que no amerita edición, déjala lo más natural posible para obtener un resultado menos sintético al imprimir.

– Papel y tinta de calidad: al imprimir, utiliza papel y tinta de calidad para que los colores queden naturalmente representados y la nitidez sea óptima. Si estás en busca de contraste y matices vívidos, el papel satinado es la mejor alternativa.

Por otra parte, si la foto está destinada a un portarretrato, el papel con acabado mate será de gran ayuda porque no refleja tanta luz, lo que permite apreciar la foto sin inconvenientes. Debes adquirir un papel de grosor intermedio para evitar que se deforme con el paso del tiempo, además de que se acoplará de mejor manera a la impresora.

– No hagas ediciones innecesarias: si tienes una imagen con buena iluminación, reproducción de colores y ángulo ideal, evalúa si realmente necesita edición. Muchas veces cuando recortas la foto, borras objetos o aplicas un filtro, esto afectará a la calidad final de la imagen, lo que se verá reflejado al imprimir.

Lo recomendable en este caso es asegurarse de tomar una buena foto en el momento para que no debas aplicar una edición agresiva de la captura. Por otro lado, si vas a editar en el ordenador, asegúrate de tener la imagen en formato RAW, ya que este atrapa todos los detalles, lo que hace posible retocar sin afectar la calidad de la foto.

– No imprimas fotos enviadas a través de redes sociales: las aplicaciones comprimen las imágenes, lo que afecta directamente la resolución de estas. Al momento de imprimir, lo único que obtendrás es una foto pixelada o con mucho ruido, además de que las tonalidades de los colores no será la mejor.

Antes de usar una app como Instagram o WhatsApp -a no ser que hagas el envío en HD– para remitir una foto, es mejor enviarla a través del correo, subirla a la nube o compartirla por medio de un link de Google Drive debido a que así no perderá resolución. Además, también hay que asegurarse de enviar la foto en su tamaño original para que no se deforme.

Antonio Vespa

Editor y redactor de contenidos, licenciado en literatura hispanoamericana. Escritor versátil, especializado en diversas temáticas, entre ellas tecnología

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.