Europa regula la difusión de ‘deep fakes’ pornográficos

Adults Only

Inglaterra y Gales son los dos primeros países de Europa que han comenzado a desarrollar una normativa que prohiba el envío sin previo consentimiento de videos pornográficos realizados mediante la tecnología de deep fakes.

Los deep fake permiten generar vídeos altamente realistas en los que se suplanta el rostro de otras personas

A través del uso de complejos algoritmos de aprendizaje automático en los deep fake se consigue colocar sobre el rostro de alguien grabado en vídeo una «máscara digital» con las facciones de otra persona de manera que los gestos y el movimiento de la boca al hablar sean tan convincentes que cuesta distinguir que se trata de un montaje.

Además de proporcionar momentos divertidos o incluso comprometidos y potencialmente controvertidos, en el caso de incluir a representantes políticos y gubernamentales cuyas palabras y gestos se «falsifican», esta tecnología no ha tardado en utilizarse para generar vídeos pornográficos donde sobre el cuerpo de actores de películas para adultos se superpone el rostro bien de personajes famosos bien de ciudadanos particulares.

Este último comportamiento ya habría dado lugar en el caso de Inglaterra y Gales a que se haya producido más de una docena de denuncias de adultos que han sido amenazados con la divulgación de vídeos de contenido sexual en los que aparecen manteniendo comportamientos explícitos frente a la cámara… vídeos elaborados mediante la tecnología deep fake. El resultado son vídeos tremendamente convincentes pero que, en realidad, no han sido protagonizados por ellos.

En el caso de la normativa que se está preparando en los dos países británicos ni siquiera sería necesario probar por parte del denunciante que la persona que ha difundido el contenido pretendía crear un daño a quien aparece en el vídeo. Se trataría de una aproximación similar a la del «porno por venganza» o «porno vengativo», un comportamiento consistente en difundir imágenes obtenidas inicialmente con el consentimiento de quien las protagoniza en actitudes no aptas para su visualización por menores y que, posteriormente, se difunden por parte de quien las recibió en un momento en que se había limitado su envío para «uso privado». Todo ello sin conocimiento (ni consentimiento) de quien aparece en ellas.

En algunos casos hay acusados que han sido absueltos al probarse que no pretendían causar daño a las mujeres de las que tenían imágenes íntimas que difundían sin su consentimiento, pero la conducta sería distinta cuando las imágenes pornográficas no se han obtenido en un primer momento con el consentimiento de quien aparece en ellas sino que a partir de fotografías no explícitas se ha generado el nuevo material gracias a las técnicas de deep fake.

Además de extorsiones y chantaje, algunas de las mujeres que han aparecido en estos vídeos han sufrido profundos trastornos al descubrir que por Internet circulaban este tipo de contenidos, en algunos casos llegando al intento de suicidio.

Una comisión legislativa está abordando esta materia con el objetivo de reclamar del gobierno británico la aprobación de una normativa que regule estas situaciones, recogiendo una recomendación que ya se hizo por parte de dicha comisión a principios del presente año. Se trataba de promover una legislación que considerase ilegal todo tipo de comportamiento relacionado con obtener o compartir imágenes íntimas sin contar con el consentimiento expreso de quien aparece en las mismas.

Antonio Rentero

Comunicador especializado en tecnología y cine. Jurista especializado en protección de datos. Curioso especializado en prácticamente todo.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.