Entrevista a Jacob Petrus, director del programa «Aquí la Tierra» de TVE

Jacob Petrus TVE

ENTREVISTA a Jacob Petrus, geógrafo, climatólogo y divulgador científico que dirige y presenta el programa «Aquí la Tierra» de Televisión Española. También colabora en «Las Mañanas» de TVE y en «Gente Despierta» de RNE.

-Jacob, ¿de qué manera Internet y las redes sociales han cambiado la manera de ejercer el periodismo?

En mi caso, con los veintipico años que llevo de experiencia en el mundo de los medios de comunicación, puedo decir que evidentemente ha cambiado muchísimo. Las redes e Internet se han convertido en una fuente de información, sobre todo, inmediata.

No tiene nada que ver, por ejemplo, cuando yo empecé -te estoy hablando de finales de los 90- cómo recibíamos los mapas isobáricos, que lo hacíamos a través de un radio facsímil a cómo lo recibimos ahora de una forma inmediata a través de las redes sociales: con diferentes modelos, con imágenes que podemos ampliar, colorear, imprimir… La verdad es que, insisto, no tiene nada que ver.

Internet ha ampliado de una forma brutal las fuentes de información, de tal forma que una de las cosas o uno de los retos o de los trabajos que tenemos que hacer los que estamos en medios de comunicación, es aprender a elegir cuáles son nuestras fuentes de información, que creo que es una de las claves a día de hoy.

-¿De qué manera las redes sociales benefician el trabajo de los periodistas?

Siguiendo un poco con con la primera pregunta, evidentemente lo lo beneficia en la inmediatez. Cualquier cosa que ocurra sabes que a través de Internet y a través de las redes sociales vas a tener un volumen de información mastodóntico que tú mismo tendrás que filtrar para intentar comprender qué es lo que está pasando y cuáles son las razones.

Incluso, más allá de de la información de última hora y de artículos de reflexión y en profundidad, Internet también se ha convertido en una especie de enciclopedia en la que encontramos multitud de estudios y de referencias bibliográficas para analizar cualquier cuestión. No tiene nada que ver, hoy en día los periodistas especializados ya no son tan especializados como antes porque porque Internet ha eliminado muchas de esas barreras.

Cuando comencé en este mundo tenía la sensación de que los periodistas especializados lo eran porque tenían un bagaje, unos conocimientos, mucho más grandes que el resto y quizás esa diferencia a día de hoy ha desaparecido ligeramente.

También han traído consecuencias negativas… ¿cuáles serían los principales ‘males’ de las redes sociales?

El problema de las redes sociales es que hay que saber diferenciar la calidad de la fuente de información. Lamentablemente hoy vale lo mismo un tuit de un personaje anónimo que la información que pueda ofrecer el departamento de comunicación de un centro de estudios. En principio, vale lo mismo, o al menos así es para la mayor parte de los usuarios.

Sin embargo, es necesario tener criterio y saber quién está detrás de esa información, de dónde la han extraído, cómo la han extraído. Lamentablemente se observa con los saltos generacionales, cómo el respeto por las fuentes de información se pierde, se infravalora la fuente… Pero el hecho de que una información proceda de una buena fuente de información hay que ensalzarlo mucho más que otras características.

Es curioso que, en este momento, en el que tenemos tanta información a nuestra disposición, muchas veces perdemos la capacidad de reflexionar o de analizar correctamente. El ritmo es tan vertiginoso que vamos al clickbait, a la información actualizada lo más rápido posible, pero nos perdemos a menudo la reflexión, esos artículos que podíamos leer en los periódicos donde una noticia se trataba en profundidad. Hoy día, con la forma en la que nos informamos, sobre todo a través de las redes sociales, nos estamos perdiendo ese tipo de contenidos.

¿De qué manera empleas tú las redes sociales?

Utilizo muchísimo las redes sociales, sobre todo para mi trabajo. Reconozco que a nivel personal me cuesta mucho, y eso que me recomiendan que sea más activo en redes sociales, que publique más cosas, tanto a nivel profesional como a nivel personal, pero reconozco que todavía me cuesta muchísimo exponer mi vida personal. Si comparto cosas que tienen que ver con el trabajo o con mis aficiones, con el deporte, con la naturaleza…. pero, en cualquier caso, sobre todo las utilizo para para el trabajo.

Para mi son una fuente de información que me permite saber cuáles son las noticias del día, conocer qué es lo que ocurre a nivel meteorológico de primera mano y prácticamente al segundo. Evidentemente, al trabajar en un programa de televisión, las redes sociales se han convertido en una fuente más de suministro de imagen y hay muy poca diferencia entre las que nos suministran las agencias o las que pueden obtener los centros territoriales de Televisión Española y las que muchos de nuestros espectadores consiguen grabar a través de un teléfono de última generación.

Hay muy poca diferencia y, por lo tanto, nosotros también nos aprovechamos de ese trabajo que hace la gente. Siempre con una característica: siempre pedimos permiso de emisión de cualquiera de las imágenes que tomemos de redes sociales. Primero porque así garantizamos que esa imagen es de la persona que nos dice qué es, garantizamos que es de ese día y de ese lugar al que hacen referencia y también porque es una forma de respeto hacia el trabajo que ha hecho una persona.

Es igual que lo haya hecho a nivel amateur, profesional, desinteresado. Para nosotros es uno de los pilares del programa pedir permiso por cada contenidos que ofrecemos. En la gran mayoría de los casos, la gente nos cede gustosamente las las imágenes y solo en algunos casos contados nos encontramos respuestas negativas que detrás esconden razones bastante diferentes. Pero hay que decir que, en general, la gente no tiene ningún problema en cedernos ese tipo de contenidos.

¿Cuáles son las plataformas que más utilizas?

Por un lado, Twitter (X), pues en ella encuentro muchos aficionados a la meteorología y muchos centros de investigación: desde la Agencia Estatal de Meteorología hasta universidades y empresas que tienen que ver con contenidos meteorológicos, departamentos de meteorología de medios de comunicación de España y el mundo…

En ella encuentro muchísima información, pero también en Youtube, en Instagram o en Facebook, pues también nos alimentamos de muchas imágenes de centros de recuperación o de zoológicos que nos permiten luego explicar historias de muchos animales animales que están en peligro de extinción, casos personales de los ejemplares, etcétera. También es una forma de extraer contenido para el programa.

Incluso últimamente también TikTok se ha convertido en una fuente no solo de información para programa, sino también en un lugar donde exponer muchos de los contenidos que hacemos. Por ejemplo, las entradillas que nosotros hacemos con disfraces, con atrezo, con interpretación… aprovechamos las redes sociales para que tengan más recorrido y no sólo aparezcan en el programa. Las que más nos gustan las compartimos en TikTok, que se adapta mejor a este tipo de contenidos.

¿Crees que en televisión se les está sacando todo el partido posible a las redes? ¿Es posible una mayor integración?

Es difícil responder a eso, quizá te diría que no, que la televisión no está sacando todo el partido posible a las redes. Hay tanta información que creo que no, que daría más recorrido y que es posible una mayor integración. Las redes son una fuente de información fundamental, y según el tipo de información todavía aún más. Por ejemplo, estamos muy acostumbrados a que en la información del corazón aparezcan tuits de famosos o sus Reels de Instagram y los ofrecemos en los espacios de información, pero quizá no tanto en otros ámbitos. Creo que todavía hay mucho por hacer en ámbitos como el deporte o la música. De hecho, siempre he pensado que hoy en día se podría hacer un programa de música en televisión, pero que en él sería absolutamente fundamental tener un apartado con información extraída de las redes sociales de los cantantes o de las discográficas.

¿Qué papel juegan las redes en «Aquí La Tierra»?

Como decía, en «Aquí La Tierra» las redes tienen un papel fundamental porque nos permiten alimentarnos y conocer qué es lo que está pasando a nivel meteorológico, no solo por la información en datos, sino también por el contenido en imágenes, en vídeo… También nos permiten estar en contacto con la gente, muchas veces nos trasladan peticiones, nos llegan propuestas de reportajes… así que es una forma de estar en contacto con la gente y que la gente se sienta más cercana.

Hay una parte que es preciosa, pues también nos llegan muchísimas historias personales, de cómo la gente vive el programa. Algunos son muy emocionantes. Hace poco me escribía una chica y me contaba cómo para su padre, enfermo de Alzheimer en un estado muy avanzado, era cita obligada todos los días ver «Aquí la Ttierra» y que incluso cuando ya prácticamente no reconocía nadie, sí me reconocía a mí y tenía diálogos conmigo, hablaba conmigo con la tele y se enfadaba cuando dejaba de salir. Bueno, son historias, la verdad preciosas después de casi 10 años que llevamos en pantalla en los que evidentemente ha pasado mucho y la gente ha vivido muchos minutos y muchas horas de su vida viendo «Aquí la Tierra.

¿De qué manera ayudan las redes sociales a lograr audiencia? ¿Por qué es importante medir la audiencia social?

Creo que a día de hoy es difícil cuantificar cómo las redes sociales ayudan a la audiencia del programa, pero es importante tenerla en cuenta. Son son dos tipos de fuentes, son dos tipos de audiencia, aunque muchas veces sea común, pero creo que las redes sociales nos permiten, por ejemplo, vender contenidos del programa o incluso una vez ya emitidos para que se vea la calidad del producto que hacemos.

«Aquí la Tierra» es uno de los programas más bajados o de los más consultados en las plataformas. Sabemos que en RTVE Play es el tercer programa más consumido. La gente busca el programa para poder verlo en otras horas o, por ejemplo, para recuperar reportajes que ya se han emitido. Quizá están buscando la receta de un producto, un restaurante, un paisaje en la zona que van a visitar… Es una especie de enciclopedia en la que se van almacenando 10 años de vida. Si no recuerdo mal llevamos más de 10.000 reportajes y sería muy injusto que todo eso se perdiese con solo una emisión diaria. Las redes sociales son también una buena forma de acceder de forma diferida a todos esos contenidos.

¿Qué feedback sueles recibir de los espectadores?

Es buenísimo, es una forma maravillosa de estar en contacto con ellos, de que nos digan qué cosas les preocupan o cuáles les gustan del programa. Para que nos hagan propuestas, historias personales… El programa tiene un departamento de Redes Sociales que alimenta constantemente y eso genera una cantidad de respuestas que yo personalmente soy incapaz de ver al completo. A veces recupero alguna publicación de Facebook y veo la cantidad de comentarios que hay y me emociono mucho. El feedback es muy bueno incluso para recibir críticas.

Siempre que sean constructivas está bien, notas que la gente está atenta y el trabajo que hacemos de forma diaria ha de ser absolutamente riguroso y honesto. Esos dos pilares te permiten saber si lo estás haciendo bien. Critica alguna recibimos, pero sobre todo es una vía para que la gente nos transmita las sensaciones tan positivas que genera el programa y que por ejemplo lo puedan ver en familia, con los niños, con los abuelos… que es una de las características de los programas de televisión en general de este país que no cumplen muchos.

¿Puedes contarnos alguna anécdota curiosa que te haya ocurrido en las redes?

Muchas! Pero te contaré una de las que me está pasando últimamente. Ser uno de los programas más vistos de TVE y de la tele en general, pues algunos días como los domingos solemos ser el más visto es algo que me parece un milagro siendo el programa que es, con el presupuesto que tiene. Pero tener esta exposición me está permitiendo encontrar a muchos miembros de la familia Petrus que no sabía ni que existían.

Petrus somos pocos, mi abuelo era de Menorca, vino a Barcelona y la familia se disgregó, pero al ser pocos Petrus, algunos cuando me han visto en televisión me han buscado y se han puesto en contacto conmigo para saber si éramos familia, y si, en algunos casos así era. Es algo muy divertido, conoces más de tu familia o incluso de tu pasado. Hace poco un profesor de la escuela a la que yo iba cuando tenía cuatro o cinco años recuperó las fotos de una representación de fin de curso que habíamos hecho y es un material que no tendría si no es gracias a él y a las redes sociales.

Lee también las entrevistas a Chema García Langa y a Carlos Pizá da Silva.

Manuel Moreno

Periodista y director de TreceBits. Experto en Redes Sociales, Internet y Tecnología. Formador y conferenciante. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cinco libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.