Guía práctica: consejos para crear un podcast

webcast

Los podcasts son uno de los contenidos más demandados y consumidos en Internet gracias a su inabarcable variedad temática y a la facilidad para poder crearlos. Esto permite que incluso personas sin unos niveles técnicos avanzados sean capaces de colocarse frente al micro y trasladar sus experiencias, opiniones y conocimientos a audiencias de lo más diverso.

Los podcasts tienen la ventaja frente a blogs o vídeos de poder consumirse mientras se realizan otras tareas: conducir, pasear, faenas domésticas…

El hecho de que, a diferencia de los blogs, las redes sociales o los vídeos de YouTube, los podcasts puedan consumirse mientras se realizan otras tareas (practicar deporte, pasear al perro, ir al trabajo, conducir, realizar faenas domésticas…) facilita su escucha y ameniza esos momentos. Así pues, junto con la música o los audiolibros, resulta un contenido que puede disfrutarse durante muchas horas al cabo del día.

A continuación se ofrece una sencilla guía para que quienes se animen a crear su propio podcast dispongan de una orientación preliminar que les ayude a disponer de una base desde la que comenzar.

Primeros pasos para abrir un podcast

Todo debería tener un propósito en esta vida y un podcast no es ajeno a ello. Antes de afrontar el reto el creador deberá conocer qué tipo de podcast va a crear (informativo, de opinión, de tertulia, experiencias personales…), a qué tipo de público va destinado, qué valor añadido ofrece (que no pueda encontrarse en la competencia) y si a largo plazo planea monetizar dicho contenido. Fijarse un objetivo antes de empezar es fundamental.

-Elige bien el tema

Es recomendable hablar de aquello que se conoce, pero aún más importante es trasladar al oyente la pasión que se siente por una determinada materia, así que es fundamental que la temática del podcasts tenga que ver con algún aspecto que realmente ocupe la máxima inquietud o interés del autor. Lo normal (o al menos lo deseable) será que pueda trasladar esa pasión a los oyentes y así fortalecer el vínculo que exista por compartir el interés sobre esa materia.

Se puede tratar de un tema sobre el que el autor ya posea unos grandes conocimientos o experiencia que desee compartir con otros, pero también podría ser un tema sobre el que se tenga mucho interés o inquietud y se esté descubriendo (o recibiendo una formación) y sea esa experiencia de descubrimiento y esos conocimientos recién adquiridos los que se busque compartir.

Uno de los aspectos positivos de los podcasts es que a priori no existe un límite sobre el tema porque si al creador le interesa es posible que haya un público que también esté interesado.

Formatos de podcast

No tiene relación directa con la temática o el público, pero es decisivo seleccionar la fórmula que se va a utilizar como estructura en el podcast, pudiendo resumir con tres vertientes principales:

-Informativo: Noticias, reportajes, diario personal…

-Tertulia: Conversación, entrevistas…

-Ficción: Narraciones, dramatizaciones…

Duración y periodicidad

Con cierta flexibilidad, pero se puede afirmar que lo habitual es que los podcasts sean:

-Diarios

-Semanales

-Quincenales

-Mensuales

Y en relación con esta periodicidad también hay unas duraciones más o menos establecidas y que tienen cierta relación con la frecuencia de publicación. Por ejemplo, no tiene mucho sentido (aunque hay excepciones) que un podcast diario dure varias horas o que uno mensual dure cinco minutos. Más bien a la inversa, lo habitual sería que un podcast diario tenga una duración breve (entre cinco y quince minutos) y que uno mensual dure al menos una hora.

En el caso de los podcasts semanales y quincenales la duración estaría en esa horquilla, entre quince minutos y una hora. Algunos podcasts quincenales pueden rondar las dos horas y hay incluso podcasts que duran varias horas, pero también parece lógico al empezar no marcarse un objetivo tan ambicioso como el de publicar cada quince días un podcast de tres horas de duración.

En cualquier caso y sea cual sea la periodicidad y la duración hay un elemento de vital importancia: la constancia. En palabras del podcaster Emilio Cano, un podcast es un compromiso (con uno mismo y con la audiencia) así que hay que examinar muy bien las razones y condiciones para una periodicidad y duración determinadas porque habrá que mantenerlas en el tiempo durante años.

En esta labor ayudará sobremanera disponer de un calendario de publicaciones que permita planificar cuándo se publicarán los episodios, qué contenidos incluirán…

Título e identidad visual

Será el principal reclamo del podcast, así que es esencial dedicarle un importante esfuerzo a ambos conceptos. Salvo que quien vaya a hacer el podcasta sea alguien que ya tenga una notoriedad muy elevada, utilizar el nombre propio y la propia imagen para titular e identificar el podcast es poco recomendable.

En su lugar (y no es nada sencillo) habrá que seleccionar un título llamativo, fácil de recordar, que sea descriptivo de la naturaleza o temática del podcast y que se diferencia del resto. Lo dicho, no es nada sencillo.

Lo mismo sucederá con la imagen del podcast, tanto la de cabecera como la de los distintos episodios. En este apartado sería conveniente poder solicitar ayuda de alguien experto en diseño, aunque existen herramientas disponibles de manera gratuita para diseñar estos elementos que incluso cuentan con bancos gratuitos de imágenes y tipos de letra, como Canva o GIMP.

En cuanto a dimensiones y formato de los elementos gráficos, de manera universal para todas las plataformas de podcasting hay que trabajar con estas características:

-Imagen de cabecera: 3500 x 3500 píxeles

-Carátula del podcast e imagen de los episodios: 1400 x 1400 píxeles

Estructura del podcast

Escaleta y guión son la esencia para que un podcast tenga una estructura y contenidos ordenados. Y siempre hay que tener presente que hace falta una introducción y una despedida con elementos fijos (saludo/despedida, anuncio sobre el contenido, mención a las redes sociales…)

En medio de ambos la escaleta ayuda a disponer las distintas secciones (con le descripción su contenido y el detalle duración) mientras que el guión incluirá todos los apartados (preguntas, datos…) que se vayan a trasladar al oyente.

Qué se necesita para grabar un podcast

Realmente para grabar un podcast basta con un micrófono… y poco más.

El micrófono puede estar conectado al móvil, al tablet, al ordenador, a una grabadora… y aunque evidentemente cuanta mayor calidad tenga el micrófono mejor será el audio que escuchará la audiencia hay ocasiones en que puede bastar con el propio «pinganillo» incluido en la caja del smartphone.

Hay podcasts de viajes, por ejemplo, en los que el valor añadido puede estar en la facilidad con la que el podcaster graba sus experiencias mientras recorre algún lugar, por lo que podría ser incómodo andar con un micrófono profesional y auriculares de diadema por la calle, un museo o algún lugar exótico, y sea preferible sacrificar calidad de audio por la experiencia de la narración en primera persona y que los sonidos del ambiente se cuelen en la grabación.

Pero lo habitual será grabar el podcast en casa, en un estudio doméstico, así que estos serían los puntos a tener en cuenta:

-Disponer de un micrófono con un soporte que permita tener cerca el guión (en papel o en la pantalla del ordenador o el tablet).

-Conectar auriculares para poder monitorizar el audio mientras se habla.

-Silencio: Grabar en un sitio y momento lo más tranquilo y silencioso posible.

-Redundancia: Si es posible, especialmente en caso de tertulias y en podcasts de larga duración, disponer de al menos dos dispositivos distintos para grabar, de forma que si uno falla se disponga de una «copia de seguridad».

Existen infinidad de aplicaciones que permiten grabar el podcast directamente desde el móvil o el tablet, así como software que permite hacerlo desde el ordenador. Y en cuanto a al equipamiento  técnico necesario para grabar un podcast, partiendo del micrófono y el móvil, el presupuesto y la búsqueda de la calidad serían los límites.

La edición del podcast

El podcast no acaba con la despedida. Una vez finalizada la grabación puede tocar editar el archivo, cortar algo que ha salido mal, añadir música, completar con un fragmento que se grabó otro día…

Por fortuna hay un buen número de opciones para poder editar audio tanto desde un ordenador como desde el móvil o el tablet, y muchos de ellos además son gratuitos, como Audacity (disponible en múltiples plataformas) o Garage Band (exclusivo de Apple).

Descarga o escucha en streaming

Cuando ha concluido la grabación el podcast debe alojarse en alguna de las múltiples plataformas gratuitas que existen. Algunas plataformas de podcast han generado ya su propio «ecosistema» de manera que los oyentes no salen de ahí.

Por ello, y porque alojan los podcast de manera gratuita, lo recomendable es publicarlo en todas ellas: Amazon, Apple Podcast, Spotify, Spreaker o iVoox son las más populares y además cuentan con sus propias apps en iOS y Android de manera que publicar en todas ellas supone llegar a la máxima audiencia posible.

Difusión del podcast

El buen paño en el arca no se vende, así que tan importante es grabar y publicar el podcast como «venderlo», y para ello el primer paso es difundirlo a través de las redes sociales de que disponga el podcaster. O incluso crear un perfil propio para el podcast.

La generación de una comunidad es determinante y habrá que añadir al calendario de grabación de episodios otro calendario de publicaciones. De esta manera se comparte el anuncio de publicación de un próximo episodio, se informa de su temática y contenido, se facilita el enlace para descargarlo o escucharlo mediante streaming…

Antonio Rentero

Comunicador especializado en tecnología y cine. Jurista especializado en protección de datos. Curioso especializado en prácticamente todo.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.