Aprobada la Ley de la Inteligencia Artificial de la Unión Europea

Usos de la IA en la industria

La Unión Europea se ha convertido en el primer organismo supranacional en establecer un marco legal para el desarrollo de la Inteligencia Artificial. Aprobada el pasado 8 de diciembre, es la primera vez que se permitirá o prohibirá el uso de la IA en función del riesgo que suponga para la humanidad. La medida también pretende impulsar el desarrollo de la IA en Europa frente al empuje de gigantes como Estados Unidos o China.

La legislación ha de ser ratificada todavía por el Parlamento Europeo y por el Consejo de la Unión Europea, pero su aprobación supone un importante paso adelante y la demostración de que podía llegarse a un acuerdo a pesar de los escollos que parecían insalvables, con temas comprometidos como el uso que podrían dar a las cámaras de identificación biométrica las fuerzas de seguridad para prevenir el terrorismo o los desórdenes públicos.

Finalmente no podrán ser utilizados los sistemas de categorización biométrica que utilicen información sensible, como creencias religiosas, orientación sexual o raza. Tampoco las cámaras que recopilen imágenes faciales de forma indiscriminada en Internet o en la vía pública, salvo en casos específicos con autorización judicial y con la salvaguarda expresa de los derechos humanos. También cuando se apliquen únicamente sobre una persona -por ejemplo, si es sospechosa de haber cometido un delito grave- o para la búsqueda de víctimas de un secuestro o explotación sexual.

La regulación de los modelos de Inteligencia Artificial -como ChatGPT, Google Bard o Google Gemini– también centró las negociaciones. Se ven como una «oportunidad» pero que al mismo tiempo está «plagada de riesgos». Estos modelos tendrán que cumplir con férreos criterios y realizar evaluaciones de sus modelos, señalando los riesgos sistémicos y trabajando por minimizarlos. Además, las empresas estarán obligadas a informas a la Unión Europea sobre cualquier problema que sufran y velar por la ciberseguridad de los ciudadanos.

Como regla general, la norma detalla que se prohibirán todas aquellas que supongan un riesgo inadmisible para el ser humano y la democracia. En este sentido, también se prohiben las aplicaciones que reconozcan emociones en el lugar de trabajo o en centros educativos, así como la puntuación social que permita discriminar al individuo en el acceso a recintos, tareas o ayudas públicas. También los sistemas de Inteligencia Artificial que puedan ser utilizados para explotar a personas en vulnerabilidad.

Se espera que la norma entre en vigor para 2026, una vez que haya sido ratificada por el Parlamento y por el Consejo de la UE. No cumplir con la legislación llevará a la Unión Europea a imponer multas muy severas a las compañías de IA que se salten la norma. Estas sanciones pueden ir desde los 7,5 millones de euros a los 35 millones de euros; o desde el 1,5% de su volumen de negocios en todo el mundo hasta el 7% del volumen de negocios total.

Manuel Moreno

Periodista y director de TreceBits. Experto en Redes Sociales, Internet y Tecnología. Formador y conferenciante. Colaborador en prensa, radio y TV. Autor de cinco libros de Social Media. Más información en manuelmoreno.es

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.