Puedes comprar likes o seguidores, pero no la verificación de tu cuenta en Twitter o Instagram

Puedes comprar likes o seguidores, no la verificación de tu cuenta

Las redes sociales ofrecen nuevas maneras de ganar notoriedad y también de demostrarla. El número de seguidores o de «me gusta» recibidos, las menciones, los contratos que llegan cuando las marcas se fijan en un usuario en concreto y en la masa de clientes que puede arrastrar… Ser «influencer» se ha convertido en una de la profesiones más deseadas por los millennials, y en el mundo de Internet, casi todo puede conseguirse. O falsearse.

Algunos usuarios afirman haber comprado la verificación a través de los empleados de Instagram

Aunque existen maneras de demostrar un fraude, todo se vuelve más confuso si hay una pantalla de por medio. A día de hoy se pueden comprar comentarios, «me gusta», seguidores… Pero hay un icono común a varias plataformas que todavía no puede ganarse por la vía rápida: el tic azul de verificación.

Esta pequeña marca azul, que aparece en las cuentas de Instagram y de Twitter, se impone como prueba de la reputación online de un usuario. Hay que tener en cuenta, no obstante, que comenzó siendo una herramienta de seguridad, para discernir entre cuentas de fans de personajes famosos y sus cuentas reales.

Por eso, marcas como Netflix, Nike o Starbucks tienen un icono azul al lado de su nombre. Los usuarios siempre deben desconfiar de las cuentas que dicen ser oficiales pero que no muestran un tic azul; probablemente sean un fraude, como ocurrió la semana pasada con Netflix en Twitter.

Hace unos años los usuarios solo podían esperar a que Twitter decidiera otorgarles la marca distintiva; hace un año que todos los usuarios pueden requerirla, aunque solo el 0,08% de los 320 millones de usuarios activos mensuales están verificados.

El proceso que Instagram lleva a cabo para poder verificar una cuenta es que se cumplan, de base, tres requisitos: ser una persona o marca conocida, tener muchos seguidores y ser muy activo. Aunque de momento no exista una forma de pedir directamente la verificación, existen algunos pasos que pueden ayudar a conseguirla.

1.No basta con dedicarle mucho tiempo a Instagram si no cuidamos el resto de plataformas. YouTube, por ejemplo, es la otra red social en la que la importancia es audiovisual. Ganar notoriedad en ella puede influir para que, después, los usuarios quieran buscar nuestro nombre en Instagram y que la app social decida concedernos la insignia.

2.Que exista el riesgo de ser suplantado, aunque no es algo que asegure tener la insignia sí que puede alertar a Instagram de la necesidad de cuidar a sus usuarios. Al verificar una cuenta de un personaje conocido o una compañía, evita spam, quejas y delitos, y refuerza la idea de que la plataforma está limpia de trucos y fraudes.

También existen rumores de que algunos empleados de Instagram, con capacidad para verificar cuentas, cobran hasta 15.000 dólares por ofrecer la marca de status a quien pueda pagarlo. No es algo que podamos asegurar, ycomo, al final, todo acaba sabiéndose en las redes sociales, parece mejor idea trabajar la verificación «por la vía legal».

Yaiza Ibarra

Periodista multiplataforma, compagina la redacción con el doblaje. Aprendiendo sin parar en TreceBits, escribe artículos sobre Internet y Redes Sociales.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.