Qué es el phubbing

phubbing móvil

La necesidad imperante de consultar el teléfono móvil puede llegar a comportamientos obsesivos que incluso pueden llegar a desembocar en interferencias y perjuicios en la conducta y la vida cotidiana. Existen distintas variantes de este tipo de fenómenos que estudian tanto la sociología como la psicología y uno de ellos es el denominado phubbing.

El desprecio no se ocasiona tanto por el uso del móvil como por desatender sin pedir permiso ni ofrecer disculpas a la persona o personas presentes

Este neologismo se forma a partir de añadir el gerundio en inglés «-ing» a la suma de las palabras phone y snubb (despreciar) y describe la conducta mediante la que se desprecia a otra u otras personas presentes en una interacción social empleando el teléfono móvil. No se trata de interrumpir una conversación para atender una llamada urgente o emplear el smartphone para cargar el menú del restaurante donde se va a comer mediante un código QR.

El desprecio tiene lugar por hacer caso omiso a quien rodea al sujeto activo del phubbing sin pedir permiso ni ofrecer disculpas para consultar el móvil. Y la consecuencia suele ser que quien se siente desairado por ese uso invasivo o intrusivo en la interacción social «analógica» puede sentirse despreciado, ofendido o ignorado por esa conducta, por lo que podría suponer un perjuicio para la relación personal de quien debería estar prestando un mínimo de atención a quien está enfrente o alrededor.

En 2012 la publicación especializada «Journal of Social and Personal Relations» publicó un artículo de Andrew K. Przybylsky y Netta Weinstein al respecto titulado «Can you connect with me now? How the presence of mobile communication technology influences face-to-face conversation quality» («¿Puedes conectar conmigo en este momento? Cómo la presencia de la tecnología de comunicación móvil influye en la calidad de la conversación cara a cara») donde se evaluaba el efecto de la presencia de los smartphones y su consulta mientras se mantienen conversaciones en entornos sociales.

El estudio demostraba la interferencia de los mismos en las relaciones humanas presenciales, especialmente cuando la conversación entre los interlocutores aborda asuntos personales, puesto es justo en esos momentos cuando se espera una mayor atención por parte del interlocutor. El hecho de que se desvíe la atención de la conversación para enviar un mensaje, consultar las redes sociales o cualquier otra conducta que incluya la manipulación del smartphone y que no esté directamente relacionada con la charla que se esté manteniendo, se vive como un desprecio y supone un deterioro de las relaciones personales.

Como paradigma del daño que puede ocasionar la [mala] costumbre del phubbing, hacerlo en presencia de la pareja sería especialmente perjudicial para la salud de dicha relación, máxime si se convierte en hábito. La persona que sufre el phubbing se ve negativamente afectada en lo emocional, pudiendo experimentar sensaciones de aislamiento o menosprecio. También sería muy perjudicial en el caso de que los padres lo hagan en presencia de sus hijos, quiene se sentirían desatendidos.

Curiosamente en otro estudio llevado a cabo en 2021 y publicado en International Journal of Enviromental Research and Public Health por Eerik Mantere, Nina Savela y Atte Oksanen bajo el título «Phubbing and Social Intelligence: Role-Playing Experiment on Bystander Inaccessibility» («Phubbing e inteligencia social: Experimento de rol en la innacesibilidad al espectador«) se pudo comprobar que la molestia que sufre el interlocutor es mucho mayor si quien le hace el desprecio está utilizando un smartphone en medio de una conversación que si está hojeando una revista.

En el fondo parecen combinarse dos aspectos: una deficiente gestión de la ansiedad por el denominado FOMO (fear of missing out, miedo a perderse algo) de lo que se publica en Internet y redes sociales, en combinación con una deficiente educación al no pedir permiso ni disculpas por consultar el móvil en medio de una conversación. En este último caso, además, se añadiría la cuestión de que lo más probable es que lo que se va a consultar no sea ni tan relevante ni tan urgente.

Antonio Rentero

Comunicador especializado en tecnología y cine. Jurista especializado en protección de datos. Curioso especializado en prácticamente todo.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.