Qué es la publicidad ‘Below the line’

¿Qué es la publicidad Below the LIne?

La publicidad ‘below the line’ engloba cualquier acción o campaña de marketing que utiliza canales de comunicación no masivos o poco comunes, y está dirigida a un público específico, muy segmentado, y en la que se utilizan técnicas narrativas innovadoras y diferentes.

A diferencia de la publicidad masiva tradicional o ‘above the line’ (que pretende llegar a la mayor cantidad de usuarios posible), la publicidad ‘below the line’ tiene como objetivo alcanzar exclusivamente a su target, por lo que se trata de una estrategia mucho más precisa y enfocada. Esto también hace que resulte mucho menos costosa, ya que está planeada para llegar a un usuario determinado y de forma directa.

Se trata de una estrategia que suelen utilizar aquellas marcas con las que los usuarios quieren interactúar en persona, ya que uno de los canales más utilizados son las exposiciones de marca o espacios públicos (eventos y ferias) donde los usuarios pueden tener un contacto personal con la marca.

Cómo realizar una campaña de publicidad Below The Line

Como se ha explicado, una de las principales características de la publicidad ‘below the line’ es que se enfoca a un target específico. Por tanto, estamos hablando de acciones o campañas con un alto grado de personalización.

Para que esto sea posible, los profesionales que quieren utilizar estas acciones o campañas deben conocer a la perfección a su audiencia y, más importante todavía, deben trabajar en la segmentación de la misma, ya que esto es esencial para dirigir cada campaña a su objetivo.

Flexibilidad, creatividad y temporalidad

Al estar enfocada a un público bien conocido, este tipo de publicidad fomenta la creatividad y busca especialmente conectar con el usuario final. Al mismo tiempo, se trata de realizar acciones muy específicas, por lo que no requieren una gran temporalidad. Es decir, se trata de campañas de publicidad que duran muy poco tiempo.

Esto tiene una parte buena y una mala. La parte buena es que, al tratarse de acciones cortas, con espacio para la creatividad y al realizarse en canales no tradicionales, te permite utilizar técnicas de comunicación y marketing innovadoras. La parte mala es que también requiere una mayor planificación y la necesidad de definir muy bien los objetivos, si quieres lograr el mayor impacto posible.

Uno de los mayores ejemplos de publicidad ‘below the line’ de los últimos años puede encontrarse en las salas de cine de todo el mundo con el estreno de la película de Barbie.

Warner Bros completó su campaña de publicidad tradicional (anuncios en televisión y medios masivos) instalando cajas gigantes de Barbie en los cines para que los usuarios pudieran tomarse fotos.

Jaume Vicent

Redactor y especialista en SEO y marketing de contenidos. Friki de las redes sociales y de las nuevas tecnologías.

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: TreceBits S.L. (TreceBits)
Finalidad: Que puedan comentar las noticias publicadas
Legitimación: Consentimiento del interesado. Satisfacción del interés legítimo del Responsable.
Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected].
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.