Las principales redes sociales y plataformas online cuentan con funciones específicas para mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad visual o auditiva.

Compañías como Facebook, Twitter, YouTube, LinkedIn, TikTok… poseen herramientas propias que permiten a las personas con discapacidad acceder a sus contenidos más fácilmente. Entre otras funciones, han habilitado la posibilidad de contar con subtítulos automáticos en los vídeos que se publican -o al menos la posibilidad de que los usuarios los puedan subir manualmente- así como otras herramientas como la descripción de las fotografías en audio, que permiten a las personas con discapacidad visual entender el contenido gráfico y así tener más contexto del contenido que encuentran en redes sociales.