Un deepfake es la evolución de las fake news. Se trata de un vídeo manipulado mediante técnicas de inteligencia artificial, de manera que el producto final es, por lo general, de bastante calidad y puede engañar fácilmente. Generalmente, un deepfake consiste en vídeo y audio modificados de personas famosas con fines humorísticos o propagandísticos, aunque también se usan con fines más siniestros.

Existen preocupaciones hacia los deepfakes, ya que su nivel de realismo los hace ideales para ser usados como chantaje, difundir información falsa, cometer fraude financiero o para crear contenidos pornográficos. Si bien existen muchas apps gratuitas capaces de hacer un deepfake, suelen ser productos de poca calidad, por lo que para lograr deepfakes más realistas se requieren recursos considerables.