Los influencers son personas con una amplia red de seguidores en una determinada red social y ejercen un poder de influencia sobre ellos, pues se identifican con sus valores, consumen los contenidos que publican y confían en ellos.

Por ese poder de influencia, las marcas pueden trabajar con estos influencers para conseguir sus likes y hacer llegar sus mensajes a sus audiencias a cambio de una transacción económica o cualquier otro tipo de acuerdo.

Los influencers más populares en redes sociales como Instagram o TikTkok se ganan la vida con la creación de sus contenidos.