MP3 es un formato de codificación para audio digital que fue creado por la sociedad alemana Fraunhofer. Este es el tercer formato del estándar MPEG-1 y uno de los más empleados por su capacidad de registrar tasas de bits adicionales y soportar más canales de audio, lo que le permite ser compatible con una mayor cantidad de dispositivos de sonido.

Para ofrecer una mejor rendimiento, se generó una segunda versión del MP3 bajo los parámetros MPEG 2.5. Esta versión tuvo como meta mejorar la reproducción de la tasa de bits bajos. Igualmente, la compresión que efectúa el formato MP3 sigue generando pérdidas de datos, lo que da como resultado producciones inexactas y una pérdida parcial de la calidad del sonido.

Por otra parte, las plataformas de streaming de música como Spotify han contribuido al desuso de las páginas de descargas de MP3, muy populares a principios de siglo.